EN EL TEMA DOPING, TAMBIÉN ES MEJOR PREVENIR QUE CURAR / Don Guima.

El hecho de que el servicio químico del hipódromo de San Isidro haya detectado dos positivos en análisis precompetitivos realizados sobre dos yeguas con intenciones de correr la Copa de Plata, habrá puesto a salvo a la carrera y seguramente evitado un nuevo descrédito para el turf argentino.

Si todo se confirma, será la segunda vez en muy poco tiempo que se ponga a resguardo a un Grupo 1 de una situación peligrosa.

Lo bueno es que el sistema funciona.Lo malo es que se sigue encontrando lo que no debería estar allí.

Trascendió que el hipódromo comunicó el resultado a los entrenadores involucrados y uno de ellos decidió quitar directamente a su pupila de la carrera, para no arriesgar. A la otra yegua se le volverá a repetir el examen en las próximas horas, con costos a cargo del hipódromo.

 

Hablando de positivos, esta semana se confirmó el de Cuchi R, que fue segundo en una carrera alternativa el 13 de noviembre en Palermo.  Su cuidador desistió que hicieran la contraprueba, aceptando el primer análisis que había detectado una sustancia que integra la lista de la primera categoría de las prohibidas. Su cuidador Santiago Fanti fue sancionado con un año de suspensión, como Cuchi R.