TURF EN GUERRA. ¿HAY MARGENES PARA PELEAS O ES TIEMPO DE PENSAR EN NUEVOS MODELOS? / Don Guima

Duró lo que un vaso de agua en el desierto la buena voluntad de las entidades del turf por reunirse y generar en conjunto un documento para presentar en  la Dirección Provincial de Hipódromos con los temas de sus preocupaciones y sus posibles soluciones. Ya no se reúnen en la mesa del Jockey Club para pensar el futuro que se quiere, aunque, es justo decirlo, existen charlas más informales entre ellos y algunos otros actores. Los sectores parecen divididosy como decía Orwell hay algunos más iguales que otros.

 

Tanto se tardó en construir consensos que a la Dirección de Hipódromos, inclusive, le cambiaron el director. Y todavía no pudieron ponerse de acuerdo. Todo lo contrario.

Cuando lo hagan, si lo hacen,  tendrán que empezar a hablar con un nuevo funcionario, quien como José Malbrán en su desembarco en la DGH poco sabe del mundo de las carreras. (Disgregación. Parece que este gobierno no quiere especialistas en algunos puestos claves. Pasó, pasa, con el Ministro de Defensa. Cierro paréntesis).

 

Ricardo Burgos dejó la gerencia de personal del hipódromo platense para ocupar el cargo de quien debe seguir con atención qué pasa en todos los hipódromos bonaerenses. Sus desafíos anteriores estuvieron en Ferrobaires y DirecTV. En rigor, no es la primera vez que la política pone en los cargos importantes del turf  a figuras que poco sabían del tema y debieron aprender desde adentro. Por ejemplo, Gerardo Caressano ocupó la invervención del Bosque allá por 2004 viniendo del Mercado Central.  

 

Sigo. La carta que la Gremial llevó a La Plata con fecha del 24 de noviembre para pedir que se investigue a San Isidro por no hacer uso correcto del Fondo de Reparación estaba dirigida justamente al director saliente, quien se hizo cargo de la administración del Bosque tras la renuncia de Sergio Fernández.

Este jueves cursó nuevas notas; una al presidente de la lotería bonaerense, Matías Lanusse, confirmando la denuncia y otra al Ministro de Agroindustria, Miguel Echevehere, para pedirle  la creación de un organismo de Control Nacional, para planificar, supervisar y regular la administración y operación de los hipódromos nacionales como máxima autoridad.

Asimismo, denunció ante la Lotería Nacional que Palermo no cumple con su obligación de volcar a premios el 9 % del beeting y el 5 % de lo recaudado por slots.

El grupo Ferro, antes de las elecciones en la Gremial, participó de aquellos encuentros en el Jockey donde se intentaban encontrar soluciones para que se salvaran todos. Roto el compromiso, Eduardo Ferro salió con los tapones de punta. Cuentan que no tiene mucho margen para limar asperezas, porque la base que lo votó y la que prefirió a otra fracción en la última elección le reclaman acción, sobre todo en el tema de los boxes.

Hay quienes dicen que el JC no tiene plan B para el turf y que está cómodo recibiendo la subvención , que habrá llegado a los 400 millones al terminar  el año. Otros aseguran que con el plan A es suficiente y no admitirá injerencias de terceros ni para mejorarlo. Desde adentro de la casa de la Avenida Alvear se dice que se ayudará al turf en todo lo posible pero el límite lo marcará el hecho de poner en riesgo el patrimonio de la entidad. Hay semanas en las que el presidente del club deja de ser optimista y le gana el pesimismo respecto del futuro.

 

Hay semanas en que en turf parece estar en pie de guerra. También se nota en las redes sociales.

 

Aviso mediante San Isidro descalificó las acusaciones de la Gremial que lo sindica casi de corrupto. En su texto respuesta el JC intentó ponerle los puntos sobre las ies.

El  jueves a las 11 de la mañana la Gremial abrió la asamblea extraordinaria a la que había llamado habiendo leído la carta abierta publicada por Enrique Piccardo en su cuenta de Facebook  llamando a la unidad de los sectores, no sin antes asegurar que la mezquindad de algunos está matando al turf de a poco. No hizo nombres Piccardo.

¿Lo firmado por el vocal de la comisión  de carreras de SI era producción propia o representaba la voz intitucional?

 

Le está faltando liderazgo al turf argentino.  A veces parece un todos contra todos. Se están haciendo daño. Si la supuesta guerra interna no es pour la galerie, habrá heridos. Los que pierden las guerras no suelen tener tratamientos de héroes cuando vuelve la paz.

En el turf hay temas importantes y temas urgentes. A veces es bueno empezar a solucionar algunos.

De fondo la hípica podrá tener 5 o 6 grandes por solucionar. Piccardo señaló algunos. Doping, juego negro, sanciones... En realidad tampoco descubrió la pólvora.

Si se arreglan dos o tres problemas por año en tres años ya no habría problemas por arreglar. El asunto es que siempre son los mismos y muchas veces ya pasaron tres años.

¿Hay ganas de superarse? ¿Se quiere cambiar el status quo? ¿Hay quintas que no se quieren tocar? Criadores está preocupado, por la coyuntura y el manejo de las palabras.

¿Son los hipódromos los que deben conducir a la industria? ¿Hay otros modelos? Algunos piensan que si. Uno de quienes lo asegura estuvo presente en la noche del jueves en el Salón Versalles del Hotel Alvear, donde Juan Carlos Bagó y su hermano Sebastián presentaron la obra Científicos Nobel Argentinos.

 

Bagó cerró su discurso hablado de la Argentina, preguntándose porqué siempre estamos como estamos.Y se respondía que era causa de haber jugado la más cómoda, la más sencilla, buscando cómo podemos usufructuar algo del otro. “Soy optimista.  Hemos llegado a un punto irreversible. Espero que todos reflexionemos -dijo Bagó- y nos pongamos a pensar en el bien de la República y que este país vaya por un buen camino. Y como dijo el Presidente, y yo comparto, es hoy o nunca".

Bagó hablaba sobre el país, pero quien escribe pensó que el mensaje le cabía perfectamente a la hípica. Hoy o nunca.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes