CIUDAD HIPÓDROMO. LA JAPAN CUP (G1) OTRA VEZ FUE FUROR EN TOKIO / Don Guima

Miles de japoneses pasaron la noche acampando  ante las puertas del hipódromo de Tokio a la espera de que se abrieran, a las 08.00. Hacían temperaturas por debajo de los 5 grados. Y cuando flanquean los accesos salieron corriendo como maratonistas para asegurarse los mejores lugares desde donde seguir la Japan Cup (G1).

Gentildonna es una de las cracks de Japón. Ganó la Japan Cup hace tres años con Ryan More. El jinete británico mont´po este año al irlandés Indio,pero no pudo mejorar su cuarto puesto. More perdió, pero el japonés volvió a tratarlo como un ídolo. Miles de lapiceras pasaron por su dedos para estampar autógrafos en cualquier cosa que se pudiera firmar.

More ganó la segunda del programa con un perdedor, pero no logró hacerlo en la última, como se esperaba, y allí también dijo adiós al campeonato del mejor jockey que cuenta con el auspicio de Longines.

es el jockey de Winx. Ahora también se lo conoce más por ser el de Cheval Grand Venía entre los primeros  con su caballo en la Japan Cup y una deliciosa atropellada por el centro de la pista lo catapultó a la primera posición.

El hipódromo de Tokio es una ciudad de 100.000 personas, todas saludando su victoria.

El año pasado Grand Chaval fue tercero en la Japan Cup; venía de ganar la Copa República Argentina (G2).

La victoria le permitió a su jockey ganar el Longines World's Best Jockey 2017. El certamen es un concurso por puntos que van obteniendo los jinetes a su paso por la cien carreras mejor reconocidas del mundo. Por ahora, ninguna es de sudamérica