SALVEMOS A NUESTROS CABALLOS. UNA COLECTA CON FINES SENSIBLES / Don Guima

El cartel no pasó inadvertido para el visitante, en Carrasco, UY. Enseguida Pablo Kavulakian le tomó una foto. La improvisada alcancía lo decía todo. De todas maneras aclaraba. "Amparamos de por vida a caballos requisados por maltrato. Compramos yeguas preñanas y potrancas en matadero. Compramos caballos de carro que no pueden trabajar. Brindamos Equinoterapia a niños con diferentes discapacidades". ILDA (Instituto Legal de los Derechos de los Animales). Verlo daba ganas de abrir la billetera.

LDA Uruguay está integrada por abogados, médicos, veterinarios, psicólogo, especialista en fauna marina y ciudadanos, abocados a detener el maltrato animal ya sea de mascotas , animales de trabajo, fauna en general y equinos (caballos, mulas y asnos) atados  a carros que circulan por las calles de Montevideo.

El trabajo esclavo de los caballos en algunos lugares está penado por la ley, pero amuchas veces no se cumple.

Se calcula que en Argentina hay 200.000 caballos carreros y en sólo en La Matanza a 17.000 se los emplea para ese trabajo.