BAMBA Y BAMBA VOLVIÓ A CORRER, GANAR Y A REEDITAR LA POLÉMICA SOBRE CADA CUÁNTO ES CONVENIENTE SALIR A CORRER/ Don Guima

Volvió a correr Bamba y Bamba. Volvió a ganar, ahora en Las Piedras. Vive con la montura puesta la hija de Smarty Jones que desde lo físico creció menos que otras de su misma edad.

Catorce carreras desde marzo  y ocho victorias en su haber. Más de una y media presentaciones por mes es su promedio personal. Triunfos y actuaciones en pruebas de velocidad, media distancia y semi fondo. Catorce carreras corridas en ocho meses parece mucho. Quizá lo sea. ¿Pero existe algún manual que indique cuál es el número recomendable?

Uruguay es el segundo país de la región donde los caballos tienen más actuaciones en promedio por año. El primero es Chile con 13,56 actuaciones por caballo. Son números de la IFHA. Argentina tiene 5,06 veces por año.

Del otro lado de la Cordillera es común que los caballos tengan vidas deportivas extensas, con campañas individuales que muchas veces superan el centenar de presentaciones en varias temporadas. Esos números no se ven en Europa.

De este lado del Río de La Plata, el Mago Yalet no dudaba en hacer correr dos días seguidos a sus caballos si podía. Lo hizo con Eclipse West y le salió bien. "Usted trabaja todos los días? Los caballos pueden hacer lo mismo” respondía.

Julio Felix Penna ganó con Good Time dos internacionales en Gavea con solo 24 horas de diferencia. Correr cada siete días, entonces, no debería ser motivo de asombro.

En la chaquetilla del stud de Bamba y Bamba hay dibujado un corazón bien grande. Grande debe ser también el de la potranca que deslumbra en la pista pero que no termina de afincarse en una especialidad.

El año que viene cuando se entreguen las distinciones Maroñas ella tiene que recibir una a la Asistencia Perfecta. El premio no existe, pero lo puede crear.