Bullrich, con Puerto Escondido

ANTONIO BULLRICH VIVE EL GRAN PREMIO NACIONAL DESDE VARIOS ANGULOS / Don Guima

 

"El Nacional es el Boca River de las carreras argentinas", dice Antonio Bullrich cuando se lo invita a definir para la sociedad la valía de la más importante competencia de Palermo. Y lo dice una semana antes de que la Conmebol decidiera disputar la primera semifinal de la Libertadores el mismo día del gran premio de los grandes premios.

 

Bullrich es presidente la comisión de carreras y además cría caballos en su haras El Mallín, de donde salió un ganador del Derby.

 

Como productor, Tony vio cruzar a Lange en el Nacional y tambien tiene para contar triunfos de caballos que pasaron por su martillo en los rings de ventas.

 

Bullrich, pues, vive la carrera insignia de Palermo desde varios ángulos.

 

"El Nacional es un emblema; una carrera donde se consagra al mejor tres años de cada temporada", cuenta al inicio de la charla, pero se le pide una definición menos protocolar y sale con aquella comparación futbolística.

 

El hombre tiene una de las fórmulas para producir un Derby winner. Ha cruzado a Aptitude con Surf Point y le salió Lange

 

“El Nacional se gana con un caballo distinto. Tiene que tener explosión y durar 2500 metros en la arena. Entrar en la recta final del Nacional es como entrar al Río de La Plata desde el Delta. A los tres o cuatro años de El Mallín sacamos a Lange. Nosotros criamos para eso, para ganar Polla, Jockey Club, Nacional, Pellegrini, Arco... La madre que da chico, afuera”, define el criador.

Surf Point, propiedad de Bullrich, produjo a Lange y a Puerto Escondido.

Para un Nacional a Bullrich le gustan caballos de un fenotipo especial. "500 kilos, con mucha musculatura y poder llevarlos todo el viaje. Parecidos a Hi Happy o a Indy Point".

El ojo del remador también lo ayuda a vaticinar en que distancias se lucirán los caballos que vende. "Cuando desde la tarima digo que tal o cual caballo saldrá "chato" de las gateras me estoy jugando a decir que será un buen velocista". Y por lo general la pega.

 Se le propone el ejercicio de armar un pedigree para ganar Nacional. "Busco a Hurricane Cat, a Orpen, a Fortify o a Equal Stripes y les doy a Fallow´s Sister, que era chica pero daba grande. Y a Surf Point le doy a Hurricane Cat. Son las dos únicas yeguas que produjeron ganador de Nacional y de Pellegrini”. Fallow’s Sister dio a Fain y a Fatly y Surf Point, propiedad de Bullrich, produjo a Lange y a Puerto Escondido.

Con Hurricane Cat