Fotos Gentileza Hipódromo Azul/Héctor García

BEST FOR LAST PODRÍA REPRESENTAR A AZUL EN EL PELLEGRINI; LO DIJO UNO DE SUS DUEÑOS LUEGO DE GANAR EL SEGUNDO PASE DE LA CUÁDRUPLE CORONA CERVANTINA / Don Guima

Best for Last, el jockey Carlos Pérez Gullo y el público fueron las figuras de la reunión del domingo en el hipódromo de Azul, donde cada día se juega más.

 

Best for Last ganó el clásico Bartolomé J. Ronco y se quedó con la segunda etapa de la Cuádruple Corona Cervantina. Volvió a ganarle  a Quinwood, con lo que se repitió el ordenamiento de la primera etapa. Aquella vez fue por 3 1/2 cpos; ahora por 2 y sobre 1800 metros.

Fueron favorito y enemigo en los boletos y eso se trasladó a la cancha. Desde la largada se copiaron los movimientos. Corrían a la par, como si fueran uno. Hasta que Quinwood salió a buscar al puntero y se distanció dos cuerpos de su principal adversario. Entraron en la recta final y  Quinwood dominó pronto a Filosisimo, quitándole la vanguardia.

 

Dos veces Jorge Peralta volteó su cabeza a la derecha y a la izquierda tratando de ver dónde venía Best for Last. De alguna manera, esperaba su estocada.

Y fue mano a mano esa recta de los gritos, con Quinwood jugándose la vida y Best for Last limando terreno. Cambió de mano el favorito en los 200 y en esa acción volvió a ganar velocidad para pasar de largo y sellar la victoria.

 

Quedó chico el recinto de los ganadores cuando se acercó la gente del stud Hs. La Argentina. Miren la foto que acompaña este artículo.Grandes, chicos, señoras, señores, gorras, boinas...

 

"Es un maestro, hace casi todo solo; apenas hay que administrarlo. De los 300 a la raya atropella muy bien", dijo Mariano López, su jockey a la hora de las declaraciones.

 

Hay planes a corto y mediano plazo para Best for Last. Los inmediatos incluyen correr los dos pases finales de la Cuádruple Corona Cervantina y luego ir a San Isidro, para el Carlos Pellegrini. Por lo menos uno de sus dueños, Atilio Del Molino, desde el domingo ya sueña con eso.

 

La jornada fue inolvidable para Carlos Pérez Gullo, que dio triplete. También incomparable desde lo económico, porque se batió el récord de apuestas, que ahora asciende a $ 1.664.808.

 

Los resultados

Todo el programa