PABLO FALERO QUEBRÓ LA BARRERA DE LOS 9000 ÉXITOS. GANARLE ES CASI UNA FALTA DE RESPETO /Don Guima

El día en que se corrió el Handicap Grandes Fustas, en Palermo, Pablo Falero llegó a sus 9000 victorias. Nada es casual.

Apilado en In the End y con la casaca de Rubio B, llegó a esa marca y la mejoró un par de horas más tarde al ganar también con Giant Steps.

Falero es uruguayo, pero se hizo gran jockey en la Argentina. Ganó todas las carreras de la Cuádruple Corona. Cuatro veces en Pellegrini. Tres veces el Jockey Club. Una el Nacional. Tres Pollas de Potrillos y dos de Potrancas. No debe haber cuidador grande, mediano o chico al que no le haya subido un caballo.

Como Legui o el Topo, Pablo marcó -marca- una época. Tiene 50, un matrimonio sólido, hijos y nietos. Tiene paz Falero.

Lo define Juan Carlos  Echeverz, el dueño de Calidoscopio, con quien alcanzó la victoria de su vida en el Marathon . "Yo siempre se lo digo. Es un especialista en esconder los caballos para mandarlos cuando se necesita. Y es el jockey que mejor sabe dónde queda el disco. No sólo conoce sus caballos sino que estudia los rivales.Un verdadero profesional".

"Maestro. Ejemplo. Único", contestó Ezequiel Valle cuando se le propuso definir con 3 adjetivos al piloto oriental.

"Está un escalón arriba de todos", lo pintó Juan Cruz Villagra, el jockey que ganó los dos clásicos del fin de semana en San Isidro.

"Estratega, sereno y cerebral", apuntó Zenón Martínez Althabe.

"El mejor", fue directo Pablo Sahagián.

"Un caballero dentro y fuera de las pistas", regaló Facundo Bunge Frers.

"Pasa el tiempo y cada vez corre mejor", resumió Nico Benedicto.

"Profesional cien por ciento; gran jockey y excelente persona", dijo Luis Paccagnella.

"Un superdotado, un jockey único por su instinto, capacidad y sobre todo por su propia exigencia y humildad", aportó Javier Cha, director general de Casinos de Uruguay.

Mónica López también sumó su visión: "Un jockey a la altura de los mejores del mundo, pero con la humildad de los grandes".

"Buena persona , el mejor en la pista , conciliador = crack", acotó Tony Bullrich.

"Ejemplar y excepcional ", le pone nota Julio Menditeguy.

""Estratega, muy inteligete, experto en fisiología del Spc (caballos de 1/2  y 3 marchas los descubre rapidísimo)" dijo Alberto Stein.

Muchas, muchísimas de las carreras que ganó Falero lo hizo en dupla con el stud Vacación." Mucha clase, muy trabajador y con un gran amor por la camiseta de Vacacion. Un lujo haber podido compartir con él todo este tiempo", apuntó Pablo Zavaleta.

También se expresó el colega uruguayo Héctor Puchi García. " El mejor jinete uruguayo que he tenido la chance de ver. De Ramírez a Pellegrini,  corriendo en retaguardia o durmiendo rivales en vanguardia, con un reloj en la cabeza y un corazón enorme. Profesional que nunca olvida sus raíces. Querido por todos, aplaudido por multitudes. Con 50 en el lomo, regala humildad las 24 horas del día. Sin temor a equivocarme, quizás no tenga la chance de ver a otro Falero antes de irme a los hipódromos del más allá. Más que un jockey, más que un ser humano, un CRACK con todas las letras. Ah, es Falero, el más grande que vi", dijo de corrido.

"No alcanzan las palabra para definirlo. Me pedís que lo haga en diez y son pocas, me pedís cien y son pocas. Yo he tenido la mala suerte de no poder contar mucho con el. Otros entrenadores han tenido la ventaja de tenerlo. Gran jockey, gran profesional y gran tester. Sube a un caballo y sabe lo que tiene", se larga a hablar Gaitán Dassié.

Carly Etchechoury: "Profesional total (aún hoy con la leyenda que es). Autocrítico (aún hoy con la leyenda que es).The Best (de lo que vi correr) y me tocaron ver muy buenos".

Opina Diego Mitagstein: "Un tipo que hace fácil lo fácil, que, aunque parezca un juego de palabras, entre caballos y en las carreras, no es fácil".

Y también Gabriel Tic Tac Rodríguez: "Un hombre que nació para ganar carreras, por profesional  y excelencia.  No hay dudas: el mejor jockey de todos los tiempos".

 

Hace 14 años, sentados en el patio del stud Vacación, Pablo me dijo: "Si yo fuese otro jockey y tuviese que enfrentarme con Falero lo haría con decisión". Él ya sabía que muchos de sus colegas lo respetan tanto adentro de la pista que a veces no se le animan. Ganarle a Falero es casi una falta de respeto. Lo digo yo. Quien firma al pie.

 

También te puede interesar

Turf en Youtube

INDUSTRIA

 

Pablo en la recta

Pablo en la larga

Un saludo,

Julio Guimaraes