SIN ESCRUPULOS. USO UN COCKTAIL DE DROGAS PELIGROSAS PARA GANAR UNA CARRERA Y PUSO EN RIESGO LA SALUD DE SU YEGUA / Don Guima

Quienes mandaron a correr a la yegua Gran Mother con un cocktail que incluye cafeína, Efedrina, Atropina y Flunixin no querían errarle. O buscan un éxito imposible sin esas sustancias prohibidas, como termino lográndolo en La Plata, o buscaban matarla.

 

El Centro de Investigación y Control del Doping de la Provincia de Buenos Aires confirmó este hallazgo en el material de investigación extraído a Gran Mother luego de su victoria del 2 de enero a un sport de $ 149 y la comisión de carreras del hipódromo suspendió a su entrenador, Mena, por cinco años. Para graduar la pena, las autoridades tuvieron en cuenta que el preparador tenía un antecedente similar en su curriculum.

 

La yegua en cuestión, que todos esperan esté bien de salud, no podrá correr durante un año. Es la manera de penar a sus dueños.

 

Al decir de algunos veterinarios consultados, la suma de todas aquellas sustancias es extremadamente peligrosa para la sanidad de un caballo.

Cuando termine de cumplir su sanción, Mena tendrá que aplicar para revalidar su licencia de entrenador y se sospecha que no se la renovarán.

 

De puro curioso, quisiera saber el nombre del veterinario que atiende a Gran Mother y si las asociaciones que reúnen a esos profesionales tiene algo para decir sobre la gran cantidad de positivos que se dan en el turf argentino.

 

El doping es mala palabra en el mundo. Es sinónimo de estafa. Es la manera más afectiva de hacer que los aficionados dejen preferir este deporte.