POR EL HURACÁN IRMA SUSPENDEN LAS CARRERAS EN GULFSTREAM PARK Y DECIDEN LA EVACUACIÓN DE 750 CABALLOS

Paulick Report publica en su edición de hoy, 9/9/2018 el siguiente artículo, que por su trascendencia vale la pena leerlo.

 

El devastador paso del huracán Irma por el Océano Atlántico y las implicaciones que pueda tener su arribo al estado de Florida en los próximos días han hecho que el hipódromo de Gulfstream Park haya tomado medidas de prevención para reducir al mínimo las consecuencias del fenómeno natural.

La primera decisión, por demás lógica, fue la suspensión de los programas de carreras pautados desde el jueves 07 hasta el domingo 10, ambas fechas inclusive. Dependiendo de los daños que pueda causar el huracán, las carreras se reanudarían el miércoles 13. Las autoridades de Gulfstream establecerán muy pronto la realización de una o más jornadas adicionales para compensar los días perdidos.

Por otra parte, el hipódromo tomó la determinación de iniciar un proceso de evacuación para unos 750 caballos residentes en sus instalaciones de Hallandale. Estos ejemplares estaban alojados en las caballerizas más antiguas, cuya ubicación las hace mucho más susceptibles a inundaciones como las que se esperan en los próximos días. Los caballos evacuados fueron llevados, de acuerdo a la preferencia de sus entrenadores, a Palm Meadows o a Ocala.

 

Horse Racing News | Paulick Report

 

Los caballos restantes, aproximadamente 500, permanecerán en Gulfstream, en las caballerizas más nuevas o en las tiendas de campaña que se habilitan como caballerizas. Estas últimas pueden resistir vientos de hasta 280 kilómetros por hora, lo que en teoría las haría resistentes al fenómeno que se avecina. De igual manera se supo que unos 450 ejemplares que se alojan en Gulfstream Park West (antiguo Calder) permanecerán allí.

Los empleados y trabajadores de cuadra podrán permanecer en los dormitorios de las caballerizas, los cuales cumplen con los estándares de seguridad requeridos en casos como el presente.

Obviamente el éxodo de los ejemplares no ha sido una tarea sencilla, a peSsar de que comenzó a hacerse con la suficiente antelación. Por una parte se ha hecho insuficiente el número de transportes equinos para afrontar la emergencia, y por la otra estos traslados han coincidido con la salida de los habitantes de la zona, lo que ha creado enormes problemas de tráfico, al punto de que un viaje de 42 millas (67 kilómetros) desde Gulfstream a Palm Meadows ha llegado a tomar casi seis horas y media.

Se espera que el huracán Irma llegue al sur de Florida este domingo 10. Hay entrenadores que decidieron quedarse en Gulfstream aduciendo que las tormentas afectarán de igual forma a Palm Meadows y Ocala. En todo caso, las autoridades del hipódromo han hecho su mayor esfuerzo por garantizar las mínimas condiciones de seguridad para aquellos que permanezcan en sus instalaciones durante los próximos días.

También te puede interesar:

Azul

En La Plata