THE GREAT DAY Y ATOMICA ORO GANARON DOS POLLAS HISTORICAS EN PALERMO. UNOS LLEGAN. OTROS SE VAN. AFORTUNADAMENTE HAY RECAMBIO / Don Guima

De dos de los haras más tradicionales y pujantes de la hípica nacional salieron los ganadores de las Pollas de Potrillos y de Potrancas 2017. Atómica Oro ganó con los colores de Refinado Tom, que no son otros que los de La Biznaga. Ahora que se liquida el haras de Blaquier habría que retirar de circulación la casaca que tiene una corona del lado del corazón y colgarla del techo de Palermo, como si fuera una camiseta de la NBA.

The Great Day ganó con la chaquetilla de la gaviota en pecho y la espalda, que no es otra que la de Firmamento, de Juan Carlos Bagó.

 

Atómica Oro es de la misma fábrica de Pomarola Talk y Forty Marchanta; de la cabaña que por motivos comerciales anunció su liquidación para 2018/19 y con su ida dejará un cráter enorme en el turf argentino. Su falta  y déjenme pacar de exagerado, será como la de Ojo de Agua.

 

The Great Day salio es made Sierra de los Padres, donde quizá alguna vez regresará para ser padrino. Pero para eso falta.

 

"Firmamento nunca había corrido la Polla con su chaquetilla". El dato lo aporta Nacho Gutiérrez Zaldívar a su ingreso al tercer piso de la tribuna paddock, donde este cronista ya había cambiado carreras en vivo por los caballos intervenidos del Horse Parade. El marchande, integrante del círculo de amigos hípicos más próximos a Bagó, venía del palco donde la copa del triunfo seguro se había llenado con algún burbujeante para festejar la conquista.

 

The Great Day pudo haber corrido la Polla con los colores de De Galera, que son los de Miguel Fabricio como lo hizo al comienzo de su campaña, o haberse ido a los Estados Unidos tras ganar la de perdedores por quince cuerpos. Pero quiso Bagó que siguiera compitiendo aquí y de socio minoritario en la propiedad del potrillo paso a mayoritario, avanzando al 75 % de la propiedad, controlando su campaña y el derecho a usar sus colores.

 

Ganar una carrera grande se disfruta más cuando se lo hace rodeado de la familia. Le pasó a Guillermo Liberman el día en que La Extraña Dama se impuso en el clásico Correas estando en Palermo su hijo Alejandro, acaso su heredero turfístico. Le pasó ahora a Bago, quien ganó su primer Polla de Potrillos en presencia de su nieto Bautista. Anda por los 20 años quien seguramente habrá escuchado mil veces la anécdota familiar de que a su bisabuelo no le gustaba nada pero para nada el turf. ¿Será Bautista el llamado a continuar la obra de Juan Carlos dentro de muchísimos años?

 

Triunfos como los de Atómica Oro mueven la estantería. Diganselo a Coco Bullrich que ayer se acordó que entrenó a la madre de la potranca y también a su abuela. Atómica Oro es casi de la familia del preparador, que a su vez  siente que nació a la vida profesional grandel por La Biznaga.

 

Pero como negocios son negocios, La Biznaga se liquidará entre este y el año que viene y cerrará una fábrica de cracks. No estaba Charly Blaquier en la ceremonia de copas; sí su nieto Santiago, que debe andar por la misma edad que el de Bagó y escuchado cien veces las anécdotas de Refinado Tom de boca de su padre, de la de Coco o Juan Iturralde.

 

Miguel Fabricio es de armar sociedades con Bagó. Le compra lo mejor. Antes había sacado a Seattle Man, ganador del Criterium y también preparado por Carly. Fue su hijo quien allá por enero le avisó que había recibido un mail con una oferta tentadora por The Great Day. Un americano se lo quería llevar tras saber de su triunfo por 15 cuerpos en la de perdedores. Carly, quien también tenía una parte, sabía que si esa carrera se hubiese hecho en la milla y no en 1200 el caballo ganaba por 50 cuerpos.  Hasta esa primera semana de enero el caballo se vendía, pero a mediado de enero cambió de comprador. Bagó apostó por The Great Day y luego se bancó que el caballo estuviera parado un par de meses por una lesión menor.

 

“Las cosas pasan porque pasan”, decía Ezequiel Valle en la ya madrugada de domingo mientras esperaba embarcar en EZE para volar a Monterrico, donde Firmamento correría con Capital Val la Polla de Potrillos. En esa espera junto con Adrián Reisenauer, el por todos querido Cebolla, habrá recordado una y mil veces estos ocho primeros meses del año que tiene a Firmamento en la punta de la estadística de criadores y ya segundo en la clásica de stud, detrás de Santa Elena.

The Great Day (mejor nombre imposible) ya está en el baile por la Triple Corona. Bagó dice paso a paso. Carly dice que el caballo les dirá qué carrera correr. Yo digo que The Great Day puede ser la obra cumbre del cabañero. ¿Habrá que pensar en ganar las tres grandes o dos de las tres grandes y después el Pellegrini? .

 

Para Coco Bullrich pudo haber sido el mejor domingo de su vida. Terminó siendo uno inolvidable. Fue primero en la Polla de Potrancas y segundo en la de Potrillos con los colores que más quiere. En épocas en las que los japoneses vienen y se llevan a las menores yeguas de Grupo 1, no sería extraño que un Yoshida ya tenga la noticia de su triunfo y mande a buscarla.

 

Hay parecidos entre Bullrich y Carly. Ambos pueden admitir sus desiertos si los han cometido. Con el resultado puesto, Etchechoury dijo que se equivocó con Real Nistel al pensar que estaba lista para una carrera tan brava como la Polla. "Creo que la vamos a mandar a descansar para traerla hacia fin de año y pensar en la campaña del que viene.  Nos dejamos llevar por el entusiasmo".

 

El turf es cosa de caballeros. Lo demostró Coco cuando se acercó a felicitar a Carly por su victoria, mientras en la pantalla grande pasaban el replay de la carrera.

El Turf es cosa de buena gente. Lo demostró  Anibal Cabrera cuando saludar por Facebook la victoria de su colega Luciano Cabrera luciendo la chaqueta que también usa.

"Bien Lucho te. Te lo merecés. Hoy fue el premio al esfuerzo y al trabajo que hacemos cada día. Vamos x más. Cabezon esto recién empieza!!! Vamos Firmamento#, escribió en su muro.

 

Los hijos de… los nietos de … serán los herederos de la pasión. Como la pasión que siente por los caballos Agustín Levi, de Tramo 20 y otro de los sub30. O la de Marcos Roberti, comparable la del Boca de sus amores.

 

 

Me iba de Palermo, luego de la última, saliendo por la puerta de Dorrego. Lleno de chicos. Jovencitos  convocados por la feria Apetito copaban lo que otros días era playa de estacionamiento. Son los pibes que tal vez pronto le agregarán turf a su combo.

 

Fue The Great Day para Firmamento

Declaraciones

El broche de oro de La Biznaga

Declaraciones

Un saludo,

Julio Guimaraes