CARRY VAN TIENE PEDIGREE, ACTITUD Y MUCHOS CLASICOS PARA GANAR, TODAVÍA / Don Guima

La campaña de Carry Van se divide en dos. Debut palermitano en septiembre de 2016 sobre 2000 metros con No Placé como resultado y triunfo por cuatro cuerpos en la milla de San Isidro al mes en un premio llamado Cachorra Wells. Después, un parate para volver a los nueve meses con un segundo de Puerto Escondido (el mismo que casi gana el Pellegrini) haciéndole echar el resto y enseguida una espectacular victoria en el pasto por 17 cuerpos.

Carry Van es de esos caballos que disfrutan corriendo en la punta. Galopa y saca las manos bien hacia adelante, con efecto tijeras. Tiene un pedigree fabuloso, tanto que es hijo de una campeona y nació en Firmamento, como tantos cracks.

Últimos detalles. Suele ser favorito. Tiene las cuatro patas blancas (como Galileo). Los supersticiosos, que le jueguen al enemigo.

 

17 cuerpos son más de 50 metros

Obligó a fondo a Puerto Escondido

Su primer triunfo

El pedigree