La sede de la Avenida Alvear

LIDERADA POR EL JOCKEY CLUB, LA INDUSTRIA HÍPICA BUSCA PONERSE DE ACUERDO PARA EXPRESAR SUS NECESIDADES / Don Guima

De muy positivo fue calificado el encuentro que sostuvo el presidente del Jockey Club, Miguel Crotto, con representantes de la industria hípica y gremios que tienen que ver con el sector, en el camino de buscar consensos para presentar un trabajo único a la lotería bonaerense que exprese sus necesidades.

 

Al llamado acudieron delegados de Propietarios, Cooperativa, Criadores, Profesionales y por primera vez miembros de la Uatre y de Aphara, y una vez sentados a la mesa se les repartió una carpeta con la actual posición del Jockey Club de cara al turf.

 

El deseo de bajar las retenciones a las apuestas y mejorar los canales de distribución, el tema del laboratorio del control del doping y la difusión de las carreras fueron los puntos salientes de ese informe.

 

"La próxima reunión será el 29 de agosto, otra vez en el Jockey Club, y se puso como única condición  que todo lo que aquellas entidades y gremios quisieran opinar lo pusieran por escrito", dijo una fuente próxima a la sede de Alvear.

 

La intención, se supo,es continuar trabajando también en septiembre para intentar llegar a octubre con un trabajo consensuado para presentar al presidente de la lotería provincial, Matías Lanusse.

 

Es la primera vez que la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), con más de 650.000 afiliados, y la Aphara, que supera los 20.000 adherentes, participan de un encuentro de tan alto nivel. Dicen que Diego Quiroga, el hijo de Miguel, histórico dirigente de los empleados, está más que preocupado porque si el turf sufre el sector que representa también sufrirá.

 

La idea es trabajar sobre una presentación que sea lúcida, inteligente y los muestre como un bloque sólido, sin divisiones, que sabe lo que quiere.

 

El encuentro entre Crotto y las fuerzas vivas del turf se realizó el miércoles pasado y por ende antes de las elecciones del domingo. Y ya hay quienes especulan que si el resultado se ratifica en octubre, concederá un gran espaldarazo al actual gobierno. El temor es que con mayor grado de libertad para llevar adelante sus políticas, tome actitudes duras contra el turf. "Al gobierno no le resulta simpático el tema del juego y lo que le dan a la hípica mucho menos", dijo otro atento observador del momento por el que atraviesa la industria de las carreras. El mismo hombre piensa que bajar al mínimo permitido lo que recibe el turf del fondo de reparación podría ser aquella actitud agresiva.

Asimismo, se supo que Propietarios habría dado algunos gestos de buena voluntad para ponerle el hombro al difícil momento económico por el que se atraviesan las carreras.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes