SIXTIES SONG YA ESTÁ EN CASA. GAITÁN DASSIÉ DIJO QUE CORRERÁ EN ARGENTINA AL MENOS DOS CARRERAS MÁS / Don Guima

Ya está en casa. A las 14.05 de ayer  el avión que traía a Sixties Song desde Gran Bretaña tocó suelo argentino y sólo entonces pudo haberse dado por cumplida la operación King George en la que se embarcó el crack nacional. Pero aún faltaba. Desde su arribo hasta que llegó a su stud en San Isidro pasaron otras 6 interminables horas, retrasado porque los agentes de aduana tardaron demasiado en liberarlo.

 

Según observadores, en Ezeiza no se lo trató como a un ser vivo, como un caballo deportista que venía de un largo viaje, sino que fue tenido como si fuera una bolsa de papas.

 

La angustia y mal humor de su entrenador, Alfredo Gaitán Dassie, era evidente a media tarde y sólo comenzó a relajarse cuando le avisaron que el camión de García ya había salido de Ezeiza rumbo a San Isidro transportando al crack.

 

Apenas llegó a su box del stud Santa Elena, Sixties Song se echó y enseguida se prendió a la comedera. Hoy, miércoles, el será sometido a controles veterinarios para asegurarse que no haya tenido problemas durante el viaje.

 

El futuro del campeón se definirá en los próximos días. Una chance es que permanezca en el establo de sus dueños y otra chance que vaya al campo, para descansar unas semanas.

Competitivamente hablando, Sixties Song podría participar en dos pruebas este año: Copa de Oro (G1) y Pellegrini (G), aunque no se descarta el Dardo Rocha (G1), pues su entrenador asegura que corre más en la arena que en el pasto.

 

A la hora de designar un equipo argentino para ir al Latinoamericano de Maroñas, Palermo, San Isidro y La Plata tranquilamente podrían nominarlo y si el Latino vuelve a ser trampolín para el King George del año que viene, quién le dice que la historia puede volver a empezar.

 

Alejado de todas estas especulaciones, Gaitán aseguró que si se le presentara la ocasión volvería a llevar un caballo suyo a Europa, aunque llegaría con más tiempo de anticipación, y que recomendaría a sus colegas hacer la misma experiencia.