San Isidro pone el marco; vos tenés que sonreír y decir whisky / Don Guima

En el turf, un momento sublime es cuando te tomás la foto con tu caballo en la herradura de los ganadores. En realidad, es la razón que muchas veces justifica tener un pingo.

Claro que no es necesario ser propietario para sacarte una instantánea en San Isidro. Y para eso el hipódromo te ayuda poniendote un marco gigante en la Oficial los días de grandes premios. Entonces sólo te queda peinarte, sonreír, poner tu mejor cara y decir whisky.