La Pomme ganó un clásico en Palermo, dio un doblete en San Isidro y festejó el triunfo de Robinson Crusoe; todo en menos de diez días / Don Guima

Se largaron a correr rápido los caballos del stud-haras La Pomme y en un menos de diez días ganaron cuatro carreras. Un clásico en Palermo, doble propia en el coloso del Norte y volvió al éxito Robinson Crusoe en Maroñas.

Lo de la doble propia fue el último día de carreras en San Isidro y con distintos cuidadores 

Perfundida es la hija de Perfectperformance ganadora de dos carreras en cinco  salidas dispuesta a volver a los clásicos. Yo Lo Vi, por Exchange Rate, salió de perdedor también con la casaca de Liberman y usando la misma estrategia que Perfundida, es de cir de punta a punta.

Yo Lo Vi es hermano materno de Mi Vigia, ganadora de cinco carreras y clásicos, y su abuela, La Spia, ganó en EE.UU. y fue segunda en la Breeders´ Cup Juvenile Fillies (G1).

 

 

Perfundida tiene una línea materna espléndida. La madre es una Pulpit que no corrió e hija de Easy Now, ganadora de Grupo 1 en la Unión. La bisabuela es Relaxing, yegua campeona y madre nada menos que de Easy Goer.

Hace mucho tiempo que el stud no daba doblete en San Isidro, pero parece que los planetas volvieron a alinearse. Alta Llanta, Aquarius, Dulce Sueño, I´m Gone, La Extraña Dama, La Introvertida, M'Encanta, Perfundida y Yo Lo Vi fueron los ejemplares que le dieron triunfos este año a La Pomme.

 

Yo Lo Vi, de punta a punta

Perfundida pronto volverá a los clásicos