Tal vez haya que aprender a los golpes para disfrutar luego del beneficio / Don Guima

Pasó lo que no debió pasar. El laboratorio frances donde Maroñas  envió el material de investigación para hacer el control antidoping a la ganadora del Gran Premio Criterium Potrancas halló una sustancia no autorizada para la competencia en la muestra. Lo que no debió pasar es que la yegua fuera a la carrera medicada. Que el estudio haya encontrado lo que encontró está perfecto.

 

Fue la primera vez que Maroñas encargó el análisis al laboratorio certificado francés. Y el primero dio un positivo. Aunque falte analizar el frasco B para confirmar el primer test, el turf uruguayo pasa a estar bajo la lupa.

 

La sustancia encontraba, Diisopropilamine, sería la misma descubiertta en el caballo distanciado del quinto puesto en el Latinoamericano, cuyo análisis antidoping también se hizo en Europa.

 

Uruguay está embarcado en la batalla contra el dopaje, una forma de sacar ventaja deportiva que en algunos actores  es cultural.

 

¿Fue un descuido de los responsables de la ganadora del Criterium? ¿Negligencia? ¿Error?  Cualquiera sea el descargo, si el el análisis del frasco testigo confirma el primer test, habrá sanciones.

 

Además de dar confiabilidad, un laboratorio certificado como el de Francia tiene un efecto disuasorio para quienes intenten burlar reglas. De alguna manera también funciona como prevención.

 

El caso pone al tuf de Uruguay de mal humor. No obstante, Javier Cha, el director de Casinos del país vecino, le ve la parte positiva. "Hay que mirarlo de dos maneras. Ahora todos ven que era necesario acudir al laboratorio francés y todos se dan cuenta que vamos muy en serio".

 

La hípica uruguaya, que ha evolucionado muchísimo en los últimos años, en algunos aspectos si es necesario deberá aprender también a los golpes, para que en el futuro se vean favorecidos.

 

Otros temas hípicos que te pueden interesar:

En Texas

 

Propietarios

Un saludo,

Julio Guimaraes