¡Giacom viejo nomás!

Giacom fue algo más que un caballo de carrera para le gente del haras Firmamento. Fue una mascota grande, un compañero. Todavía lo es.  Luchador en mil batallas y ganador de carreras grandes, Giacom tenía más corazón que físico. Giacom fue al haras de Bagó, que es su casa, y ya nacieron sus primeras crías.