¿Es Horacio Karamanos el Leo Messi de los jockeys argentinos? Dio triplete en Laurel Park y superó la barrera de los 2000 triunfos en los Estados Unidos

 

Era 28 de junio de 1973 cuando nació Horacio Karamanos en Buenos Aires. En otro 28 de junio, pero de 1461,  Eduardo IV era coronado rey de Inglaterra. Si Horacio hubiera nacido en 1974 hubiese sido Tigre en el horóscopo chino y coincidiría con su apodo. Pero es Buey. Sí coincidió en que se dedicó al deporte de los Reyes.

 

Este domingo 18 de junio, el tercero del mes, Karamanos volvió a triunfar en Laurel Park completando así su triunfo 2000 en los hipódromos norteamericanos. Linda manera de festejar el Día del Padre para quien se sacó la foto en el círculo de los ganadores acompañado de su hija  Milly y de su esposa Verónica. Instantes antes se había bajado de la silla de  Liquid Aloha.

Una hora después volvió a ganar para llegar a 2000, con Peace Prize, también en final de foto. Pero la tarde no estaba cerrada. En la última cruzó adelante con Love You Much y triplete para acomodar la victoria número 2002.

"Algún día mi hija va a ser una madre y ella podrá decir: "Mira lo que hizo tu abuelo”  Quería que mi familia se quedara conmigo en ese momento. Me siento muy emocionado.  Laurel es mi hogar”, le dijo Karamanos a la prensa del hipódromo.

Karamanos es el jockey argentino más exitoso en el exterior. Hablemos de números. A la hora de su victoria 2000 tenía 12.665 carreras corridas en la Unión, con, además, 1776 placé y 1806 show, superando los 50 millones de dólares en ganancias por sus montados- 

Karamanos tomó la decisión de su vida al dejar el turf argentino donde se había ganado un lugar y obtenido más de 1500 victorias.

Hay que animarse a dejar lo seguro, le se pregunta a Karamanos por teléfono.

-Siempre me tuve confianza y me sentí ganador. Desde aprendiz miraba videos del turf norteamericano. Me gustaba y quería estar aquí. La primera vez que vine fue en 1995, con Escabiosa. 

La primera que Horacio ganó en USA fue en Calder, en diciembre de 2002 con Señor Tavares, un caballo de origen argentino. Luego siguieron éxitos en Laurel, Pimlico, Colonial Downs y más hipódromos del Norte.

-¿Le recomendarías a un jockey argentino  con buen pasar en Buenos Aires que deje todo y vaya a probar suerte en EE UU?

-Esto es muy duro. Totalmente distinto a la Argentina, desde la manera de ser jockey a cómo instalarse en esta sociedad. Esta es otra vida. Otra rutina. Acá a las 7 de la tarde todos comen y se van a dormir. Acá no hay donde salir a las diez de la noche con amigos Si pasás esa prueba y te adeptás, luego es más fácil.

-¿Cuando decís que los cambios también se notan en las carreras que a que referís puntualmente?

-Es otra forma de montar, de enriendar, de salir de las gateras. Se pega distinto Llegás acá y empezas de cero.

-¿Pero en cuánto te adaptas?

Necesitas 4 o 5 meses corriendo para entender el sistema. Cuando llegué me ayudó mucho el Chato. ¿Te acordás de Centeno?

-Claro que sí

-Al principio con Centeno improvisamos en casa un caballo de madera para practicar. Yo lo montaba y él me gritaba: “¡Pega jinete, pega jinete!”

-¿Cuando andabas por los 1950 triunfos, contabas los que te faltaban para los 2000?

-Nunca. Veronica venía y me decía la estadística; ella es una buena para los números, es contadora. Verónica ha sido siempre mi apoyo. Recuerdo que cuando le pregunté si se animaba a venir conmigo a los Estados Unidos enseguida dijo que sí. Pasamos la Luna de Miel en Miami.  Milagros nació en Argentina, pero nos vinimos enseguida. Ahora es toda una gringa.

-¿Tenés ciudadanía norteamericana

-Si

-¿A quién votaste?

-Eso n se dice.

-¿Hillary o Trump?

-El voto es secreto (jaja). Sólo te voy a decir que Trump es un gran showman. 

-Decías que Verónica te lleva la estadísticas Seguro que ya empezará la cuenta regresiva hacia los 3000.

-Hay veces que montás 10 favoritos y todos pierden. O ganas con dos perros. Lo importante es volver a casa.

-Haber llegado a los 2000 triunfos amerita un gran festejo.

-Vamos a ir a comer a un restaurant, pero ya lo teníamos planeado con Verónica y Milagros como festejo del Día del Padre. 

-Seguro que te darás un permitido y saldrás del régimen.

-No tengo problemas; soy de comer bien.

En el Jockey Room de Laurel Park hubo celebración con una torta estilo cumpleaños y por la noche alguien dijo que Horacio comió un plato que contenía langostinos. ¿Y de postre queso y dulce? No. Seguramente que cheesecake.

 

2000 !!!

Festejo en el cuarto de jockeys

2001, suma y sigue

2002, capicúa