Rasay pasó de ocupar posiciones intrascendentes a pasar a ganar como un rayo; Társico debutó como para correr la Polla de Potrillos

Corrió quince y ganó seis,inclusive el handicap Charolais. Nunca clasificó por debajo del sexto puesto. Cuatro de sus éxitos fueron en carreras donde se intenta emparejar las chances con el reparto de los kilos.

Venía corriendo como para no definir en los 1200 metros de Palermo; en la curva ocupaba posiciones intrascendentes; venía mezcladito en los primeros tramos del derecho, como si fuera comparsa. Pero de golpe se lanzó un fue un flash.

Debe haber recuperado ocho o nueve cuerpos en la recta, con un jockey atento que su caballo corriera derecho. Roque L. González estuvo estupendo en la silla del favorito.

Centro de entrada

La fecha de Palermo tuvo otro ganador para el comentario en Társico, un potrillo de dos años que se estrenó con una victoria en 1400 metros. Lo cuida Pellegatta, es hijo de Dinamix,  corre con las sedas del Bingo Horse y crió Vacación. Su abuela, Trilogy, es placé en G1 y su segunda abuela es nada menos que Triunfhal, ganadora de la Polla de Potrancas en Palermo.

Sin un físico importante, Társico está llamado a ser uno de los buenos milleros del año.

Tremenda atropellada

Társico debutó ganando