Perdió Vale Dori. Pero caer por el pescuezo corriéndole de igual a igual a Stellar Wind casi no es perder

Fue necesario que enfrentase a la potranca campeona de 2015, a la segunda en el Breeders' Cup Distaff de 2016; a la escota de Beholder y ganadora del Apple Blossom Handicap para ver perder a Vale Dori después de seis triunfos al hilo, y perder sólo por el pescuezo.

Eso es casi no perder; es estar a la altura de las circunstancia ante una de las mejores yeguas americanas del momento como Stellar Wind.

Fue un mano a mano lo que ocurrió en el Beholder Mile (G1), con dos yeguas peleando por los 368.000 dólares de premio a la primera.

La argentina tomó el comando. Su rival ganadora ya de 9 en 14 y más de dos millones en premios a seguirla. Rafael Bejarano invitó a correr fuerte y Víctor Espinoza aceptó. Doblaron juntas la última curva, pelearon cabeza a cabeza en la recta de Santa Anita Park y en los 70 finales Stellar Wind hizo una diferencia.

 

El chart