Carta abierta a Carly Etchechoury

El turf argentino está lleno de caballos Grupos 1. De hecho vos tuviste muchos, mi querido Carly.

Son cientos, miles en la historia de nuestro deporte los ganadores de grandes premios. ¿Pero de cuántos nos acordamos? Cuando decimos que Ordak acaba de hacer historia, por lo menos yo me refiero a que se ha vuelto ícono, referente, ídolo. Y no necesita ser invicto para convertirse en querible.

Seguro que ya lo sabés. Pero permitime reafirmarlo. Estás cuidando un caballo al que se lo adora. Y no importa que pierda en su próxima carrera. De hecho ha perdido muchas. No pasa por ahí el afecto que despierta.

Pasa por su valentía, por sus nanas, porque es caballo clase media. Porque corre con el overoll.

Carly, donde quiera que lo lleves habrá una barra bullanguera dispuesta a alentarlo. La de los muchachos de Misterio y la de la perrera.

Quizá en el stud tengas varios mejores que Ordak, pero no te conozco otro al que se le rinda culto. ¿Te diste cuenta que en el 25 se alegraron de verlo ganar incluso quienes le jugaron en contra?  Eso no pasa siempre, Carly.

Me dicen que Ordak es castrado. La próxima vez que lo vea me voy a agachar para confirmarlo. Me parece que tiene unos ..... así de grandes, todavía.

Yatasto, Forli, Botafogo, Telescópico, Candy Ride, Invasor, alguno más. En ese cuadro, también lo pongo a Ordak. Por sus 3 25, por sus casi 9 años. Como diría Astor, ya se que estoy piantao.

Carly, cuidanos a Ordak (a secas, como le digo yo). ¿Y sabés qué? No quisiera estar en tus zapatos el día que decidas retirarlo. Qué dificil será convencernos de no verlo más.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes

Su primer 25 de Mayo

Su segundo 25 de Mayo

Su tercer 25 de Mayo

Salió de perdedor a los 4 años