Miguel Crotto se dirigió a los socios del Jockey Club para reafirmar conceptos de su candidatura para un nuevo período

Cuando aún restan pocas horas para las elecciones en el Jockey Club Argentino, trascendió una carta que envió a los socios el actual presidente de la entidad, Miguel Crotto Sojo, quien se postula para un nuevo ciclo. El texto es el siguiente:

 

"

Estimados amigos y consocios:

Próximo al término de mi mandato como Presidente del Jockey Club, con el que fuera honrado con el voto mayoritario de los socios en Mayo del 2015, me permito reiterar los objetivos de mi candidatura para un nuevo período, transmitirles las prioridades del programa de la Lista Unidad, agregando algunos comentarios sobre el presente momento electoral

 

I) Para evitar que la historia se repita

Un poco de memoria: al asumir la conducción del Club dos años atrás, nuestra institución se hallaba en una posición de vulnerabilidad económica y financiera. El balance del año 2014 había arrojado un resultado deficitario, importantes obligaciones permanecían impagas y se arrastraba una pesada deuda bancaria. Nunca dejaré de insistir que, para una entidad civil sin fines de lucro y sustentada básicamente por las cuotas que pagan los socios, el endeudamiento bancario, en un contexto de alta inflación, representa una amenaza grave y de no haberse corregido el rumbo a tiempo, nos habría llevado inexorablemente a una situación de crisis.

En dos años todo cambió. La deuda bancaria fue pagada en su totalidad, y los dos ejercicios posteriores, 2015 y 2016, se cerraron con balances superavitarios, cancelando obligaciones heredadas y efectuando al mismo tiempo inversiones del orden de los cinco millones de dólares.

 

II) La necesidad de racionalidad

No nos anima el espíritu de la polémica estéril. Consideramos muy negativo para el Club ahondar artificialmente una “grieta”, pero no podemos menos que salir al cruce de comunicaciones plagadas de inexactitudes y falacias.

Sabemos que circulan por las redes sociales, agresivas campañas opositoras, que difunden promesas de mejoras en los servicios del Club, con una baja en el costo de la cuota social. Sería muy fácil demostrar que se trata de promesas incumplibles, son soluciones que sin los debidos recursos solo están destinadas a captar votos. Demagogia pura.

Los balances del Club del 2015 y el 2016 son lo suficientemente claros como para describir con toda precisión la situación del Club.

 

III) Aspectos a mejorar

Los logros alcanzados no nos impiden reconocer que nuestra gestión, en un nuevo ciclo, puede y debe ser mejorada. Estamos firmemente comprometidos a cumplir con las asignaturas pendientes y a escuchar la voz de los socios, de todos, sin distinción.

Una de esas asignaturas es enfocar nuestro apoyo a los socios más jóvenes y a sus familias, para que encuentren en el Club, especialmente en el Campo de Deportes, un espacio donde puedan disfrutar de los mejores servicios. Analizaremos a la vez como se pueden menguar los costos que se abonan. Ya hemos dado a conocer proyectos importantes para ese sector, como un Club House, la pileta cubierta climatizada, la cancha de hockey, la puesta en valor de todas sus instalaciones, que van a dar una excelente oferta para las familias jóvenes.

Realizaremos un esfuerzo para recuperar socios que han renunciado al Club, en la medida que esto sea posible, y analizaremos alternativas para atraer nuevos socios, sin incurrir en el error de anunciar

programas de facilidades que resulten poco sustentables en el tiempo.

Debemos tener siempre presente que Jockey Club es una institución de excelencia, que ofrece un sinnúmero de prestaciones y actividades y posee un sello distintivo tradicional. No parece razonable entonces pretender que sea, a la vez, un Club “barato”. Por otra parte el precio de su cuota social está en línea con el costo de instituciones comparables.

 

IV) El futuro

El futuro nos alienta a ser optimistas. Albergamos especialmente esperanzas que mejore la situación de la hípica, ya que en el 2016, decisiones muy cuestionables de las entonces autoridades administrativas provinciales, costaron al club alrededor de 20 millones de pesos en recursos no ingresados.

Tenemos además fundadas expectativas que las trabas judiciales que han afectado al predio de San Isidro sean superadas y que paralelamente puedan hallarse alternativas que, sin comprometer el patrimonio de la institución, generen flujos de recursos que nos provean de liquidez y contribuyan al financiamiento de las inversiones.

 

V) Conclusión

Quisiera que quede como conclusión de este mensaje que no intentamos hacer promesas “facilistas” para ganar votos, sino que tratamos de plantear a los socios una perspectiva seria y realista, que capitalice la experiencia de gestión adquirida en estos dos años.

El Jockey Club no es tan sólo una asociación social y deportiva, es mucho más que eso. Es una institución argentina tradicional, que queremos que siga siendo un centro de cultura, activo, como lo es hoy, para lo cual es crucial que asegurar su sustentabilidad. Así lograremos una continuidad, adaptada a los tiempos actuales y ligada a los 135 años de historia.

Con esos objetivos, pedimos que nos acompañen en las elecciones del próximo 4 de Mayo para avanzar en una nueva etapa de consolidación y completar la labor cumplida. Para finalizar reitero la máxima que siempre ha guiado nuestra actuación: “El Club es de los socios y para los socios”. Ellos serán quienes libremente decidirán el camino a seguir.

Esperando que Uds. compartan estos conceptos, los saludo con toda cordialidad.

 

Miguel Crotto Sojo