Foto: gentileza Hipódromo de Palermo

El Garufa ya dio un doble ganador del República; ahora sólo falta que otro de sus hijos se luzca en el Abierto de Palermo

De tal palo, tal astilla. De un caballo campeón otro campeón. De un atropellador otro atropellador. El Margot es hijo de El Garufa, aquel millero increíble que cuidaba Santiago Bedoya y que al momento del retiro fue padrillo en el haras La Numancia primero y luego se usó para polo.


Dos veces ganador del Gran Premio de las Américas, la carrera de la milla que suele ir de telonera del República -el mismo que ganó su hijo ahora- a El Garufa le falta sacar un caballo de polo que juegue una final del Abierto, del otro lado de Libertador.

La última carrera de El Garufa. ¿Te acordás?