Tanto como las distinciones interesan los discursos en la gala de los premios Carlos Pellegrini

Noche de premios la de este martes 18 en San Isidro. Noche de discursos la de la gala de los Pellegrini. Noche para parar bien las antenas. Para escuchar qué tiene para decirle a la industria hípica el presidente del Jockey Club Argentino, Miguel Crotto, a dos  semanas del acto eleccionario donde se pondrá en juego su continuidad en cargo.

El Pellegrini del Año es más que una distinción. Suele ser un mensaje en sí mismo. Puede ser usado para coronar a un protagonista del turf o reconocer un hecho político que haya tenido que ver con el sector de las carreras.

Interesa saber dónde apuntará esta vez quien el año pasado utilizó el Pellegrini del Año 2015 para acordarse de los criadores argentinos  y antes a las mujeres de la hípica.

Seguramente, Crotto hará una suerte de balance de lo ocurrido durante  2016; además, planteará en forma pública sus desafíos para el próximo periodo frente a un auditorio donde habrá funcionarios viejos amigos, funcionarios jóvenes y políticos.

El intendente Posse es parte de la casa. Su palabra será la del municipio que tiene en el turf a una de sus primeras actividades productivas y de mano de obra. La diputada Mónica López irá en pos de algunas estatuillas en reconocimiento a su caballo Sixties Song y cuando le toque subir al estrado se descuenta que tendrá algo para decir más allá de las victorias que obtuvo su crack en las pistas. Hace tiempo que públicamente ella y su marido, el también diputado Alberto Roberti, abogan porque las carreras se conviertan en una actividad transparente y por la responsabilidad del estado para con la industria hípica. 


Pero tanto como los discursos de aquellos también se aguarda el de Matías Lanusse, designado hace unos meses como presidente de la lotería bonaerense en reemplazo de Melitón López. Sería la primera vez que el joven funcionario del gobierno de Vidal se exprese frente a la colonia turfística. De allí que su palabra sea esperada con ansiedad.

Un saludo,

Julio Guimaraes