Perdizero Key ganó el clásico La Punta Sprint