Fletcher anda de capa caía; corre pero no es agresivo. ¿Habrá llegado el tiempo de pensar en su retiro?

Ganador de un Ramírez y tercero en otro; dueño de la distinción Caballo del Año 2015, Mejor Fondista y Mejor Adulto; objeto del deseo de algunos inversores extranjeros que quisieron comprarlo cuando pasaba por su mejor nivel, la actualidad de Fletcher hoy lo muestra muy lejos del que supo ser.

Corre sin ser agresivo. Chapea, pero no gana. Héroe del General Artigas de hace un año, en el de esta temporada apenas fue séptimo, desmejorando su actuación del Ramírez 2017, cuando quedó tercero.

En la carrera del fin de semana peso 520 kilos. Grandote como siempre, pero menos contundente.

¿Cuál es el mejor momento para ponerle punto final a la campaña de un caballo?¿Cuando está agotado? ¿Cuándo empieza la curva descendente? ¿Cuándo está en lo alto y se lo reserva de padrillo? ¿Cuándo lo vienen a buscar desde el exterior?

Cada uno tendrá una respuesta válida.

En el caso de Fletcher, quizá habría que comenzar a buscarle un haras. Si el caballo no supera el actual momento competitivo, más actuaciones similares a la del Artigas no harán más que rifar su prestigio.

Séptimo en la edición 2017

Ganador en la carrera de 2016