He Runs Away quedó lejos de atrapar la copa del UAE Derby

Como un león enjaulado en el parade ring, a He Runs Away le faltó garra a la hora de salir de las gateras

MEYDAN.- He Runs Away ganó en Dubai el premio al caballo mejor presentado en el Parade Ring del UAE Derby (G2), pero no era eso lo que se había venido a buscar con su participación en la carrera integrante de la serie de la Copa Mundial. Parecía un león enjaulado en la redonda. Entre dos personas apenas lo podían maneJar.

Al cruzar por segunda vez el disco, el argentino aplicó noveno entre dieciséis, a 16 cuerpos cuerpos del ganador, el irlandés Thunder Snow, pero  antes de la largada ya se intuía un flojo resultado.

Frente a una multitud de espectadores, He Runs Away volvió a ser el caballo nervioso de sus  primeros días en esta ciudad, cuando extrañaba todo y era difícil bajarle un cambio. Ni los tapones en sus oídos sirvieron para crear un microclima adecuado. Ajustado desde lo físico, arqueba el pescuezo en señal de no estar relajado.

Denisse, su peón, tiene un tatuaje en un antebrazo y buenos múlculos, pero su fuerza de momentos no daba para controlarlo. Lo llevaba como barrilete el del 11 en el mandil.

El temperamento del caballo que en Bs As corría Rodrigo Blanco no fue siempre pacífico. Algunas veces hubo que recurrir allí a tratamientos homeopáticos para amansarlo. Los primeros días aquí fueron los más difíciles.

Ricardo Colombo, su cuidador, trató de mantenerle los ritos del stud de Romero. Pero hubo algo que no era reproducible. He Runs Away nunca había estado en un Meydan repleto de bullicio. Lo conocía de mañana, a la madrugada, y en silencio cuando vareaba.

La carrera seguro que todos ya la vieron. Arrancó lento, pasó último la primera vez que el grupo cruzó el disco, trató de meterse en el pelotón antes de los 1000 metros y de los 900 al cierre comió polvo.

Colombo sabía lo complejo de una buena colocación por el poco tiempo que dispuso He Runs Away para adaptarse a Dubai, tras venir del hemisferio Sur. Inclusive, había puesto al dueño del caballo al tanto, para no forjar expectativas innecesarias.

Ahora, He Runs Away seguirá su vida en Hong Kong, donde su propietario es presidente de la federación de tenis de mesa, o mejor dicho de pin pon. El tenis parece ligado siempre He Runs Away. En BUE su dueño era un profesor de ese deporte, en Hong Kong también hay alguien ligado a una pelotita y una red.

La mañana siguiente al Derby, He Runs Away lucía más calmo. Quizá en agosto haya novedades competitivas de su lado, ya en la turf de las antípodas.

++++++++

Bob Baffert lo dijo a la prensa. "Arrogate es mejor que American Pharoah”, aludiendo al último triplecoronado de la hípica norteamericana.

++++++++

Maradona estuvo en Maedan, mirando las carreras y saludando. Aquí no tuvo un séquito detrás tuyo y no debió firmar miles de autógrafos. En Dubai, el crack parece que vive más tranquilo.

+++++++

Hablando de séquito, el que sigue los movimientos del jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum es impresionante. Integrado en su mayoría por custodia, el sheik Moh se deja ver en público en la redonda, posa para los fotos y se retira a su zona privada a los pocos minutos. La DWC la vió desde la baranda, pegado a la pista, con una de sus hijas y la princesa Haya, su última esposa

+++++

Lo que nunca. Durante la semana que aún no termina llovió tres días en Dubai. Pese a todo, la cancha de Meydan mantuvo buenas condiciones. La tormenta fuerte de agua llegó dos horas después del cierre. Si se hubiese adelantado, seguro que muchos resultados no terminaban siendo los mismos.

++++++++

Furia Cruzada corrió poco en la Dubai World Cup. Fue anteúltima, a 47 cuerpos de Arrogate

++++++++

Meydan fue Mall, Hipódromo y Aeropuerto. Reunión visitantes de todos los colores e idiomas. Fue arte y pasarela de la moda. Y todo a lo grande, a lo faraónico

++++++++

El caballo brasileño Vettoti Kin, de tibio paso por el Pellegrini, ocupó la décima posición en el UAE Derby, al pescuezo de He Runs Away

++++++++

A Quechua le quedaron grandes los 3200 metros de la Dubai Gold Cup. Acabó duodécimo, a más de 20 largos del primero. Quechua mostró velocidad en el comienzo para ponerse en el pelotón de arriba y lentitud en la recta. Su actual entrenador, Ricardo Le Grange; al anterior Patrick Shaw con su esposa Wendy, y Nachito Pavlovsky alentaron desde la tribuna, pero el caballo no pudo más que terminar décimo

 

MEYDAN.- He Runs Away ganó en Dubai el premio al caballo mejor presentado en el Parade Ring del UAE Derby (G2), pero no era eso lo que se había venido a buscar con su participación en la carrera integrante de la serie de la Copa Mundial. Parecía un león enjaulado en la redonda. Entre dos personas apenas lo podían maneJar.

 

Al cruzar por segunda vez el disco, el argentino aplicó noveno entre dieciséis, a 16 cuerpos cuerpos del ganador, el irlandés Thunder Snow, pero  antes de la largada ya se intuía un flojo resultado.

 

Frente a una multitud de espectadores, He Runs Away volvió a ser el caballo nervioso de sus  primeros días en esta ciudad, cuando extrañaba todo y era difícil bajarle un cambio. Ni los tapones en sus oídos sirvieron para crear un microclima adecuado. Ajustado desde lo físico, arqueba el pescuezo en señal de no estar relajado.

 

 

 

Denisse, su peón, tiene un tatuaje en un antebrazo y buenos múlculos, pero su fuerza de momentos no daba para controlarlo. Lo llevaba como barrilete el del 11 en el mandil.

 

El temperamento del caballo que en Bs As corría Rodrigo Blanco no fue siempre pacífico. Algunas veces hubo que recurrir allí a tratamientos homeopáticos para amansarlo. Los primeros días aquí fueron los más difíciles.

 

Ricardo Colombo, su cuidador, trató de mantenerle los ritos del stud de Romero. Pero hubo algo que no era reproducible. He Runs Away nunca había estado en un Meydan repleto de bullicio. Lo conocía de mañana, a la madrugada, y en silencio cuando vareaba.

 

La carrera seguro que todos ya la vieron. Arrancó lento, pasó último la primera vez que el grupo cruzó el disco, trató de meterse en el pelotón antes de los 1000 metros y de los 900 al cierre comió polvo.

 

Colombo sabía lo complejo de una buena colocación por el poco tiempo que dispuso He Runs Away para adaptarse a Dubai, tras venir del hemisferio Sur. Inclusive, había puesto al dueño del caballo al tanto, para no forjar expectativas innecesarias.

 

Ahora, He Runs Away seguirá su vida en Hong Kong, donde su propietario es presidente de la federación de tenis de mesa, o mejor dicho de pin pon. El tenis parece ligado siempre He Runs Away. En BUE su dueño era un profesor de ese deporte, en Hong Kong también hay alguien ligado a una pelotita y una red

 

.

 

La mañana siguiente al Derby, He Runs Away lucía más calmo. Quizá en agosto haya novedades competitivas de su lado, ya en la turf de las antípodas.

 

++++++++

 

Bob Baffert lo dijo a la prensa. "Arrogate es mejor que American Pharoah”, aludiendo al último triplecoronado de la hípica norteamericana.

 

++++++

 

Maradona estuvo en Maedan, mirando las carreras y saludando. Aquí no tuvo un séquito detrás tuyo y no debió firmar miles de autógrafos. En Dubai, el crack parece que vive más tranquilo.

 

+++++++

 

Hablando de séquito, el que sigue los movimientos del jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum es impresionante. Integrado en su mayoría por custodia, el sheik Moh se deja ver en público en la redonda, posa para los fotos y se retira a su zona privada a los pocos minutos. La DWC la vió desde la baranda, pegado a la pista, con una de sus hijas y la princesa Haya, su última esposa.

 

+++++

 

Lo que nunca. Durante la semana que aún no termina llovió tres días en Dubai. Pese a todo, la cancha de Meydan mantuvo buenas condiciones. La tormenta fuerte de agua llegó dos horas después del cierre. Si se hubiese adelantado, seguro que muchos resultados no terminaban siendo los mismos.

 

++++

 

Furia Cruzada corrió poco en la Dubai World Cup. Fue anteúltima, a 47 cuerpos de Arrogate.

 

++++

 

Meydan fue Mall, Hipódromo y Aeropuerto. Reunión visitantes de todos los colores e idiomas. Fue arte y pasarela de la moda. Y todo a lo grande, a lo faraónico.

 

++++

 

El caballo brasileño Vettoti Kin, de tibio paso por el Pellegrini, ocupó la décima posición en el UAE Derby, al pescuezo de He Runs Away.

 

+++

A Quechua le quedaron grandes los 3200 metros de la Dubai Gold Cup. Acabó duodécimo, a más de 20 largos del primero. Quechua mostró velocidad en el comienzo para ponerse en el pelotón de arriba y lentitud en la recta. Su actual entrenador, Ricardo Le Grange; al anterior Patrick Shaw con su esposa Wendy, y Nachito Pavlovsky alentaron desde la tribuna, pero el caballo no pudo más que terminar décimo.

Puro nervio en la redonda