Caballos y camellos en la tele, a cualquier hora

Doce y pico de la noche en Dubai. Prendo la tele, hago zaping y de pronto... un canal de carreras transmitiendo un programa especial referido a la DWC. Me engancho, luego pienso: dos horas menos de sueño no le hace mal a ninguno.

Me quedó dormido. Me despierto tipo 8 con la tele prendida. El programa de carreras sigue en la pantalla, pero ahora es turno de los camellos, galopando a todo lo que da con "jockeys" a control remoto.