La diputada Mónica López dijo que es injusto que en un país de 8000 nacimientos sólo Sixties Song vaya a correr al exterior

“Ojalá Sixties Song gane mil carreras más, para que luego se armen otras fiestas como esta". El deseo de un invitado a la celebración por la victoria del caballo argentino en el Latinoamericano fue la de muchos mientras hacían fila frente al ascensor en el salón de eventos del hipódromo de San Isidro.

Doce mesas para ocho sin una silla vacía, con los diputados Mónica López y Alberto Roberti como anfitriones; dirigentes hípicos, intendentes, ex intendentes, criadores, propietarios, periodistas y más habían disfrutando del convite.

"Si el caballo gana en Ascot que esta fiesta se repita en en Londres", le contestaba otro participante a aquel del principio. Claro, momentos antes se había descubierto lo que era fija: Sixties Song llevará la bandera hípica de la Argentina al turf de la corona.

Será la próxima misión del hijo de un ganador del St. Leger; acaso uno de los más lindos desafíos en la vida profesional de Alfredo Gaitán Dassie, quien ya está incorporado a la familia de los Roberti.

Sixties Song es propiedad de Mónica, Roberto, Rubén Forastiero y Julio Biancardi  con proyección para convertirse en caballo del pueblo, aunque no vuelva a correr en nuestro país.

López no lo quiere unico  corriendo por el mundo y ayer, cuando tomó el micrófono, lo dejó bien clarito: “Con 8000 nacimientos por año y sólo uno que va a ir a disputar a un gran premio al exterior es sumamente injustisimo;deberían ser muchos más caballos los que tengan que estar en el exterior disputando”.

Durante la fiesta Juan Carlos Bagó tuvo su homenaje como criador del campeón, recordó en un video grabado para la ocasión los orígenes de su haras Firmamento, el porqué de su pasión hípica  y habló de la continuidad apostando por Ezequiel Valle.

Fue la noche de Juan Carlos y Miriam abriendo la pista de baile y la de Tony Bullrich y Vero Quintana cerrándola hasta el último tema. La de disfrutar a Carmen López, la mamá de la diputada, cantando una espléndida versión de “Balada para un loco” y la de los brindis eternos.

La legisladora fue enérgica frente al micrófono cuando dijo: “Tenemos que tener el compromiso del Estado. Tenemos que ser una industria verdadera. Hay un millón de familias que viven directamente del turf y muchísimas más indirectamente. Lo que no podemos  perder no sólo es  la pasión y la esperanza que tenemos los que crían y los que compran, sino la pasión y la esperanza que tiene que tener un país grande, como el nuestro, con tanta posibilidad de clima, con 8000 nacimientos por año y sólo uno va a ir a disputar a un gran premio al exterior, sumamente injustisimo porque deberían ser muchos más caballos los que tengan que estar en el exterior disputando. Y esa es una cuenta pendiente que tiene el estado con nosotros, y digo con nosotros porque el estado pasa el gobierno pasa, dura lo que dura, cuatro años, y nosotros los propietarios pensamos seguir en esta carrera hacia la esperanza durante toda la vida”.

También habló el intendente Posse, cuyo audio podés descargar al pie de esta nota.

 

La palabra de Mónica lópez

Escuchá el discurso de Posse

Se armó la fiesta

Carmen López, espléndida

Los Cazavenados