Dejar constancia y hacerla pública hace a un turf más trasparente

La comisión de carreras del hipódromo de La Plata puso en duda la conducción que el aprendiz Carlos Cabrera le dio al caballo Luqueador  y lo suspendió provisionalmente.

El caballo enseñó el camino hasta los 200 metros, donde sus rivales lo alcanzaron sin que el jinete hiciera aparentes sus esfuerzos por impedirlo.

La comisión de carreras del hipódromo buscará establecer si la conducción de Luqueador encuadra en lo que en el turf se denomina bombo. Tanto interés despertó el caso entre el publico, que el video de la carrera que LP subió a Youtube tuvo más de 1000 visitas, mientras que la del handicap de la fecha apenas superó las 400 repeticiones. 

Por Facebook, el piloto salió a aclarar que su caballo se ahogó y por eso dejó de exigir, agregando que días atrás había tenido una hemorragia.

En respuesta a un posteo iniciado por Lopecito, de Los Pingos de Todos, el piloto escribió textualmente: “Chicos yo voy arriva del caballo y lo conosco. ya el martes pasado echo sangre. y desidimos correrlo igual. xq pensamos q llegava con el embioncito. pero se aogo y empeso a mermar y a tirarce para adentro ya de aogado. ya no balia la pena darle una palisa. si ven las carreras anteriores lo mate a palos y se paro igual. entrando quinto. y despues queda a la miceria. de la bronca despues de la carrera no deje contancia. y ese fue mi herror. estan en todo su derecho a pensar lo que quieran. pero tocan de oido. no saven lo q laburamos para q las cosas salgan bien y traernos una chapa aunque sea. el sabado tengo dos montas del stud. y el lunes uno. y tienen grandes chances los tres... mis saludos y respeto a todos!!!”

Más allá de lo que opine la comisión de carreras, habría que repensar nuevamente el tema de “Dejar Constancia”, luego de alguna incidencia y cuál es el provecho que se puede sacar de esa herramienta. Sobre todo para que el público sepa qué pasó con el caballo al que apostó.

Maroñas, por ejemplo, hace público esos partes de novedades por separado de las resoluciones de la comisión de carrera.

En Chile también es una sana costumbre poner en evidencia lo que declaran los jockey post carrera, mostrando las actas.

Muchísimos años atrás, Palermo también solía hacerlo, pero la costumbre se perdió.

En su política de transparencia, el Hipódromo Chile, por ejemplo, además hace público mediante video on line el sorteo de partidores para todas sus carreras.