A los ocho años,Ordak Dan se subirá al avión para volver a medirse en el plano internacional

Ni uno más de tres. Ni de cuatro ni de cinco. Tampoco de seis o siete. Hubo que buscar un caballo de ocho años para completar el equipo argentino que irá al  Latinoamericano. Ordak Dan es buen caballo. Reemplazará a Shampain. Si no se enteró aún le cuento que  el de Martucci no va por una lesión de último minuto. El de Carly tiene experiencia en viajar. Los 2400 metros es lo suyo. Viene de correr muy bien el Martínez de Hoz y en una de esas hasta te sale ganando en Valparaíso para entrar a los nueve años con el mayor éxito de su vida.

Todo bien con Ordak Dan. Lo banco. El tema es otro. Me pregunto qué pasa con los fondistas más jóvenes. ¿No los hay? ¿Sus dueños prefieren no sacarlos al exterior? ¿350.000 dólares billete es poca tentación? ¿Tendrán miedo de ir a Viña y escuchar ¡Chi, chi, chi, le, le, le..., viva Chile!? ¿Nos les interesa la competencia internacional si no es como locales? ¿Todos quieren correr el Campeonato de invierno en Palermo?

A ver. Te llevan gratis. Te dan comida y hotel para vos, el cuida y el peón. Te invitan a vivir un sueño de varias noches. Te sacan fotos. Y si te toca ganar (porque a uno le toca siempre) luego te ofrecen seguir la farra en Royal Ascot. Y si no tenés haste te consiguen la galera.

Veo que son pocos los entrenadores gustosos de saltar muros. BB Frenkel llevaría un caballo al fin del mundo si pudiera ganar una carrera.  Idem Juanca Echeverz. A Gaitán le está picando el bichito.  Carly y su hermano Dany son de los que se animan. Martucci Jr. también. Pablo Sahagian tenía con qué esta vez, pero prefirió pájaro en mano que cien volando. También el dueño del caballo que ganó el Rumbo al Latinomericano dijo paso. Joe Nelson se divirtió como loco con Winning cuando, en sociedad, lo llevaron a correr a los Estados Unidos. Aun se acuerda de cada carrera ganada y perdida.

Competir internacionalmente muestra dónde estar parado. Es la única manera de chequear qué clase de caballos estás criando. No recuerdo cuál fue el último caballo argentino en participar del Gran Premio Brasil. ¿El Serrano, en el 86? Y eso que Brasil queda acá cerquita. Claro, van a decir que la logística para viajar no ayuda.

En el Breeders´Cup Turf de 2015, compartió pista con Found y Golden Horn; largó del puestro 12

Un saludo,

Julio Guimaraes