Jockeys vs Jocketas. Cuestión de peso

El artículo publicado en Thoroughbred Daily News da cuenta que “desde el 1 de marzo, las jockeys mujeres recibirán en Francia un subsidio de dos kilos en la mayoría de las carreras con el objeto de impulsar la confianza de los entrenadores y dueños en las jinetes mujeres, lo que les permitirá ser más competitivas.

El consejo de administración de France Galop llegó a esta decisión el lunes pasado, pero el presidente de France Galop, Edouard de Rothschild, ha estado considerando la mudanza durante mucho tiempo.

Según France Galop, una sexta parte de los jinetes profesionales son mujeres, pero corren con con mucha menos frecuencia que sus colegas masculinos. Durante casi 15 años, el 60% de los alumnos de Afasec, la escuela francesa de carreras, han sido mujeres. Las mujeres representan ahora un tercio de la fuerza de trabajo en las carreras, el doble que hace 20 años, y  se acerca hasta el 50% entre los menores de 20 años.

Sin embargo, sólo una carrera de Grupo  ha sido ganada por una mujer en Francia hasta la fecha, cuando Amelie Foulon consiguió el Gran Premio de Vichy (G3) con Elliptique (Ire) para el entrenador Andre Fabre y propietario Edouard de Rothschild.

Es difícil evaluar cuán popular será este descargo hasta que se ponga en práctica. Las primeras reacciones, procedentes de ambos lados del Canal de la Mancha, revelan cierto nivel de escepticismo. La jockey Hayley Turner fue citado en el Racing Post diciendo: "Las chicas de Francia se frotarán las manos".

Turner, una múltiple jinete ganadora de Grupo 1 (ya retirada y con más de 700 triunfos en su haber) también declaró que fue gracias a la intensa experiencia laboral en los Estados Unidos que había adquirido la energía y la fuerza necesarias para competir en igualdad de condiciones con los muchachos.

Se podría decir que los entrenadores franceses son menos abiertos a la idea de los jinetes mujeres que sus contrapartes británicas o americanas.

Entre las reacciones más negativas en Gran Bretaña, se ha argumentado que las mujeres son tan fuertes como los hombres en las carreras y que esta regla constituye por lo tanto una ofensa a su igualdad. Sin embargo, la discriminación positiva aplicada para dar oportunidades a ciertas minorías no significa que estas minorías sean menos capaces que las otras, sino que pueden sufrir de prejuicios que deben ser contrarrestados. Este es claramente el ejemplo que Francia Galop quiso seguir con esta regla.

También se observó que las carreras de Grupo y listadas no se verían afectadas por este subsidio, entonces, de hecho, sería ineficaz.

La Asociación Francesa de Jockeys no reaccionó oficialmente a la noticia, pero su presidente Jacques Ricou dijo: "Creo que es ante todo una cuestión de mentalidad. Algunas mujeres han alcanzado el nivel más alto contra los hombres y han tenido éxito, como Beatrice Marie, Anne-Sophie Madelaine o Barbara Genet y Nathalie Dessouter. Todos ellos tienen en común el hecho de que han sido apoyadas por grandes entrenadores y propietarios.

También hay que señalar que la fuerza bruta es más decisiva en las carreras planas  que en la de saltos,  donde la experiencia y la sensibilidad son más importantes", agregó Ricou. "En las carreras lisas, es principalmente una cuestión de explosividad, y se puede comparar el rendimiento de un jinete de carreras lisas con el de un velocista. Esa es la diferencia real entre hombres y mujeres, que las mujeres a veces pueden compensar por otras cualidades, pero no suele ser cuando se trata de empujar un caballo a la línea. Estamos abordando los prejuicios, tal vez también para darnos una buena medida  tendremos que juzgar los resultados y entonces, tal vez,ajustar la regla en unos años ".

Nicolas Caullery, que acaba de ganar su primera carrera en Dubai y terminó el año pasado en el puesto 22 entre los entrenadores franceses, con 48 victorias y más de 1,5 millones de euros en premios, comenta: "Será necesario seguir resultados y la influencia de esta regla en las decisiones de los entrenadores. Por mi parte, tengo a mis aprendices y voy a seguir confiando en ellos primero. No creo que cambie mis hábitos. Por casualidad doy montas a las mujeres jinetes, pero no tiene nada que ver con su género. "

La socio de Caullery, Marine Henry, también es entrenador, y su reacción es más positiva. Ella dice: "Es una muy buena iniciativa. La fuerza de un hombre es mayor que la de una mujer y eso cuenta mucho en una carrera. También creo que esta regla es menos sexista que las carreras  sólo para mujeres ".

Fuente www.thoroughbreddailynews.com

 

Distinción Fusta de Oro al Jockey mujer

Hayley Turne, con la Queen