Las conclusiones de esta nota las dejo a tu criterio

Estoy mirando un cuadro estadístico que publicó la Palermo  Blanca en su número anterior. Es reflejo de lo que se apostó en San Isidro el año pasado y lo obtenido por el fondo de reparación.

De enero a diciembre hubo $ 327 millones de subsidio, de los cuales 224 fueron a premios (68 %). Dicho en verdes, los dueños de caballos recibieron por esa vía poquito más de 14 millones de dólares.

En esos doce meses Sani recaudó por apuestas mil treinta y un millones de pesos, pasando a  premios $  93.292.483 para sus 1779 carreras anuales. ¿Me seguis?

Ok. Calculando a un dólar promedio de 15,5, el hipódromo del Jockey Club pagó premios por 6 palos verdes salidos de su propia usina. ¿Estamos?

Ahora, si sumamos la del subsidio para recompensas y la genuina de San Isidro, se llegá a 20 millones de dólares repartidos en bolsas de premios durante el año pasado.

Te recuerdo que fueron 1779 carreras. ¿Sabés algo? La Pegasus World Cup pagará en premios 12 palos verdes. Y es una sola carrerita. (O  mejor dicho tremenda carrera). Ya se... vos querés saber cuánto se apostará sobre esa carrera inventada por Stronach. El sábado a la noche te lo digo.

Sabes otra cosa. Si subieran en seis millones de dólares lo que se pasa a premios por la subvención, no sería necesario que  vos, yo o tu amigo jugásemos a las carreras para mantener los premios igual que ahora.

"Seríamos como Dubai". me respondió con ironía un ex dirigente hípico y jamás ex burrero cuando le comente sobre estos números.

La conclusión, como decía Karina Jelinek,  la dejo a tu criterio.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes