LO QUE NADIE TE CONTÓ DE JUSTIFY, EL CABALLO PERFECTO / Don Guima

 

18.53 hora de Nueva York. Siete menos cinco de la mañana del día siguiente en Pekín. Ni uno más, ni uno menos. El momento quedara en la historia como el del triunfo de Justify en la Triple Corona Norteamericana. ¿Recuerda qué estaba haciendo usted cuando el cardenal Jean-Louis Tauran pronunció el nombre de Jorge Mario Bergoglio a continuación del tradicional "Habemus Papa? Recuerde dónde estaba este 9 de junio a la hora de Justify. Será para siempre.


Acaso Donald Trump haya cancelado su agenda para mirar el Belmont Stakes por la NBC. Quiza Xi Jinping, el líder chino, se haya  desayunado con la novedad de que un consorcio del que participan ciudadanos de su país habían conquistado una de las máximas pruebas del deporte en el país del Norte.


A esa hora la muserola azul que usó Justify en el Belmont Stakes pasó a costar miles de dólares para los coleccionistas.Como las gafas de Mike Smith o el vientre de la yegua State Magic, la madre del 13 Triplecoronado.

Existía la Triple Corona pero no su trofeo hasta 2018, que lo mandaron especialmente a hacer. Mide más de un metro y se necesitan de dos personas para levantarlo.

Nunca el mundo tuvo dos triplecoronados contemporáneos entre sí en el nuevo milenio. American Pharoah ganó su Triple Corona 14 años después de la muerte de Affirmed. Justify lo consiguió cuando American Pharoah aún no ha cumplido la edad de 6 años. La foto de los dos Triplecoronados del Siglo XXI  juntos es la que todo fotoperiodista quisiera obtener.
Y si ambos estuvieran sostenidos por Bob Baffert  la obra sería completa.

Justify es candidato al Salón de la Fama, donde están las celebridades del turf norteamericano.
¿Seguirá corriendo algunas más o ya no es necesario? ¿Ganar Breeders' Cup, Pegasus, Dubai WC o la millonaria nueva en Arabia Saudita le agregarían más a su fama?
Juguemos con la imaginación. Pensemos un mano a mano entre Justify y American Pharoah. ¿Cuál cree que sería el favorito?

En dos de los últimos cuatro años la hípica del Norte tuvo un caballo capaz de unir el collar que integran Derby, Preakness y Belmont. Entre Affirmed y American Pharoah habían pasado 37 años. La pregunta es si ahora es más sencillo hacerlo o es una simple casualidad.
Lo que me lleva a otra pregunta. ¿Es más interesante el desafío cuando es super difícil alcanzarlo o lo agradable es ver consagraciones continuas? Si el año próximo hay otro triplecoronado quizá se naturalice el hecho de obtenerla.

Tembló Belmont Park cuando ganó American Pharoah. Se sacudió con Justify. Cien mil personas alentando cuando aún faltaban 800 metros para la gloria.

 

Tengo un boleto de un dólar apostado a American Pharoah que nunca cobré. Lo guardo como un amuleto. Seguramente han habido muchos tickets jugados a Justify solamente para no ser cobrados en caso de ganar como lo hizo.

 

El trabajo de Pablo Carrizo y Ricardo Breton cubriendo la previa del Belmont Stakes como enviados especiales de San Isidro resultó un trabajo espléndido, profesional, para que sea repetido.
Antonio Bullrich tampoco se perdió el cierre de la Triple Corona.

 

La próxima semana se conocerá el nuevo corte del ranking de la Ifha, que auspicia Longines. El vigente lo tiene a Justify debajo de Winx, Gun Runner y Cracksman, que acaba de ganar el Coronation Cup, siendo su quinto triunfo seguido. ¿Trepara en el ordenamiento? Se toman apuestas.

Hi Happy, tercero en un carrerón!!

Un saludo,

Julio Guimaraes