La Plata cerró el caso Emerging Talent: dos meses al caballo y seis a Roberto Giulietti

 

El caso Emerging Talent terminó con dos meses de suspensión para el caballo y seis para Roberto Giulietti, quien lo presentó en el Gran Premio Joaquín V. González, del Bosque,con un tratamiento no autorizado para la competencia.

 

Emerging Talent, además, fue distanciado del primer puesto y la victoria se la adjudicaron a Fantastic Four.

 

Para graduar la pena (cuya resolución se encuentra al pie de esta nota en un archivo PDF) la CC de La Plata tuvo en cuenta que Giulietti era reincidente y que se trataba de un Grupo 1. Entonces, duplicó la sanción del caballo y triplicó la aplicada a Giulietti.

 

En el hipódromo el entrenador suspendido hizo las veces de JJ Martínez y terminó primero en el ranking de cuidadores platenses con 74 primeros puestos en 2016. Cabe decir que durante 2015, cuando Martínez presentó sus caballos reunió 128 éxitos, mientras que Giulietti no calificó para las estadísticas durante esa temporada; distinto que en 2014, cuando ganó 39 en nombre de JJ, se cree.

 

Del tema Emerging Talent,la hípica deberá sacar algún provecho. Por ejemplo, no relajarse en la toma de las muestras para ser enviadas al control antidoping, que en este caso puntual dio lugar a impugnaciones. Además, revisar los procedimientos para dotarlos de mayor seguridad será más que menester.

 

Si el turf quiere ser transparente deberá salir a la caza de figurines que prestan sus patentes para que se haga buen o mal uso de ellas, y de quienes los consumen también ¿Así como existe el juego clandestino, habrá que empezar a considerar a quienes toman los servicios de los figurines como entrenadores clandestinos? Parecería una humorada, pero hay algunas coincidencias entre los banqueros y los cuidadores que trabajan por fuera del sistema.

 

Si un entrenador en condiciones de figurar busca el amparo de prestanombres, rápido hay que pensar que tiene problemas impositivos para ocultarse o busca quedar exento de las responsabilidades que le podrían corresponder. Sería ingenuo pensar que sólo pretende descansar en una suerte de secretario.

 

Pero volviendo al caso de Roberto Giulietti, hay quienes se preguntan cuánto costaron sus servicios. ¿Habrá trabajado por un sueldo o por comisiones? Y para los próximos seis meses tendrá un bono garantizado?

 

El definitiva, ¿cuánto vale una patente? ¿Y cuánto un buen nombre?



 

 

 

 

2016-12-29_resolucion