Ordak Dan sigue en el candelero y está en camino a convertirse en el Cyrrus des Aigles argentino

 

Calidoscopio ganó con ocho años el Marathon, aquel viernes previo al clásico de la Breeders´Cup que los argentinos festejaron como si fuese final de futbol.

 

Ordak Dan triunfo el viernes pasado en el clásico Tresiete, de San Isidro, contando ya con ocho pirulines. En seis meses tendrá nueve.

Ganador dos veces del Gran Premio 25 de Mayo (G1), Ordak Dan corre desde enero de 2012 y hasta tuvo una experiencia en los Estados Unidos. La próxima meta? Si el cuero le da, seguramente intentar un tercer triunfo en la carrera patria.

 

Ver correr caballos mayores de siete años no es común en nuestra hípica, pero habitual en las europeas. Un caballo de cinco años suele estar ya completo, aunque algún achaque es esperable a la competencia. En otros turf se los aguanta en training; aquí se los reemplaza.

 Por el mundo, Cirrus Des Aigles se lució como un caballo infatigable. De ocho años ganó Investec Coronation Cup (G1), Prix Dollar (G1) y de nueve años Prix Ganay (G1), para retirarse en diciembre de 2015 con 22 victorias en 67 salidas.

Los caballos suelen vivir hasta los 25 años, aunque hay casos de ejemplares que superaron la barrera de los 30. Count Fleet, nació en el 1940 y su muerte se produjo en 1973. Ganó Kentucky, Preakness y Belmont en 1943. Tambien Gallant Man, ganador de un Belmont, fue caballo longevo, llegando a los 34. Pero el récord parece tenerlo Shayne, que vivió hasta los 51 años. Era cruza de irish Draught y SPC. Pero este asunto de la longevidad, será tema de otra historia.

Cyrrus des Aigles, ganandole a Treve en el Prix Ganay, a los ocho años