Holly Wooman el Maipú, con Moreyra

LA EXCITACIÓN POR EL NACIONAL SE EXTIENDE HASTA LA SEMANA QUE VIENE / Don Guima

Nunca pasó hasta que pasó. El Gran Premio Nacional fue cancelado junto con la mayoría de las carreras organizadas para este sábado en Palermo porque la pista quedó intransitable en zonas del opuesto consecuencia de los 115 milímetros caídos en pocas horas y problemas derivados de la construcción del viaducto del Ferrocarril General Mitre, que corre paralelo a la recta opuesta del Argentino y que impactaron en el trazado.

 

En la primera prueba del día los jockeys advirtieron una zanja en aquel sector y llevaron la novedad a la comisión de carreras, que luego de comprobar el estado del terreno decidió interrumpir el programa tras disputa de la tercera, reprogramando el Nacional y el Gran Premio Palermo para el viernes próximo.

 

Antes, un grupo de jockeys, entre los que estaban Falero, Ricardo, Moreyra y Calvente, se habían trasladado en una combi junto con algunas autoridades de Palermo a la zona donde la cancha estaba cortada; a la vuelta se tomó resolución.

 

Sólo se salvaron un par de carreras de recta, inclusive el Gran Premio Maipú, ganado por Holly Wooman  por la cabeza.

 

"Hoy fue un día triste. Todos los que vinimos al hipódromo estábamos muy felices por ver el Nacional. Pero privilegiamos la integridad de nuestros queridos protagonistas, jockeys y caballos. También pensé mucho en el público leal a Palermo", dijo Antonio Bullrich, el presidentde la comisión de carreras.

 

Pablo Falero fue uno de los jinetes que con  buen criterio recomendaron no arriesgar porque la pista se había tornado muy peligrosa.

 

La última vez que Palermo tuvo que suspender un programa por inclemencias del tiempo fue en junio pasado, cuando un manto de niebla se instaló en el Argentino y obligó a postergar para otro día la mitad de las Carreras de las Estrellas.