REUNIÓN DEL TURF EN EL MINISTERIO DE AGROINDUSTRIA DE LA NACIÓN / Don Guima

(Prensa Hipódromos de Azul y Tandil)

 

El jueves pasado, 22 de febrero, se llevó a cabo en la sede del Ministerio de

Agroindustria de la Nación un encuentro, convocado por su titular Etchevehere,

con los máximos referentes de la Industria Hípica. Estuvieron presentes el

Subsecretario de Agricultura y Ganadería, Rodrigo Troncoso, y por el Área Equina,

Patricio Digilio.

El mismo se realizó en horas de la mañana, con una importante concurrencia de

los diversos representantes del sector equino, a saber Hipódromos de Palermo,

San Isidro, Azul, Tandil, Independencia de Rosario y La Punta, San Luis; y tuvo

como objetivo abordar la problemática que está atravesando el mismo, debido a las

medidas adoptadas por la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, entre otros

temas.

Miembros del Jockey Club Azul concurrieron en representación de Tandil y Azul.

Entre los temas abordados pueden mencionarse la necesidad de contar con un

organismo a nivel nacional que regule la actividad, la articulación con la provincia, la

industria hípica y su significativa generación de mano de obra directa e indirecta a

nivel nacional, sus implicancias en el comercio exterior y el posicionamiento en el

mercado internacional, la posibilidad de convenios interprovinciales para federalizar el

juego, la erradicación del juego clandestino y la elaboración de un reglamento único de

carreras y la creación de un Laboratorio único para el control de doping. El tema que

mayor preocupación genera en el sector de los Hipódromos es la posible quita

del Fondo de Reparación Histórica del Turf (Ley 13253) y la falta de recepción en

tiempo y forma del mismo, que ha impedido desarrollar la actividad en los

últimos meses.

En lo que respecta al Hipódromo de Azul, debió suspender la reunión hípica prevista

para el mes de enero, mientras que en Tandil corrió igual suerte en las fechas

planificadas para los meses de enero y febrero; y aún no se han recepcionado los

fondos desde el mes de diciembre.

El reconocimiento a nivel nacional tanto de la problemática que afronta el sector

hípico con el gobierno provincial y la comprensión de la magnitud que

representa esta industria, trae un halo de esperanza, ante las medidas

abruptamente adoptadas por la provincia y la indiferencia hacia una actividad

altamente productiva y generadora de empleo.

La actividad hípica en localidades pequeñas, como lo son Azul y Tandil, se

constituyen como una importante fuente laboral, actualmente trabajan directa e

indirectamente, 400 familias y 200, respectivamente. Además estas instituciones

han comenzado a formar parte de una dinámica comunitaria, donde una gran

heterogeneidad de actores sociales confluyen en una jornada de esparcimiento y

entretenimiento familiar, con propuestas sociales y culturales, espacios gastronómicos

atrayentes, zonas para niños, etc.

Resulta altamente preocupante para el Jockey Club de Azul que la provincia haya

tomado tal determinación, habiendo sido ese gobierno en sus inicios, quien tuvo como

objetivo recuperar los hipódromos del interior que fueron años atrás de gran

relevancia, que habían sido devastados por malas administraciones privadas sin

 

controles, y posicionarlos nuevamente, con el consecuente desarrollo de la industria.

Para ello se procuró la restauración de su infraestructura, la modernización de la

misma, mediante una gran cantidad de obras en los inmuebles y en los predios, como

también la profesionalización de la actividad hípica mediante capacitaciones y

convenios con entidades educativas.

Es preciso aclarar que el Fondo de Reparación del Turf es una Ley y que el dinero

no provine del aporte de los contribuyentes ni de los impuestos, sino que es un

porcentaje que se les retiene a las máquinas tragamonedas. Por otra parte, este

sistema de financiamiento, copiado de otros países, porque en ningún lugar del mundo

la actividad es autosustentable, permite sanear y procurar la expansión de una

industria que es generadora de mano de obra genuina y que además las funciones

laborales (ejemplos: peones, criadores, jockeys, vareadores, veterinarios, etc.) no

pueden ser reemplazadas por la tecnología.

Por otra parte Argentina, según las estadísticas oficiales de la Federación

Internacional de Carreras de Caballos, es el 4to productor mundial de SPC

(Sangre Pura de Carrera) con 7405 nacimientos, solo superado por potencias como

Estados Unidos, Australia e Irlanda y produciendo por encima de países desarrollados

como Japón (6901), Francia (5305), Inglaterra (4663) y Sudáfrica (3163), donde el

Estado trabaja activamente para promover las carreras de caballos.

Asimismo, es importante destacar que, la Provincia de Buenos Aires ocupa el 5to

lugar de la lista, ya que en su territorio se realiza el 95% de la cría de SPC del

País. Sin dudas la Ley 13.253 (Fondo de Reparación del Turf) tuvo y tiene una

influencia determinante para el desarrollo productivo del sector y permitió que la

Provincia sea reconocida a nivel mundial, no solo por la cantidad sino también por la

calidad. Ejemplo de ello es que Candy Ride es actualmente el mejor padrillo de USA,

nacido en territorio bonaerense, y su hijo Gun Runner acaba de ser elegido como el

mejor caballo en competencia.

Desde la Nación se comprometieron a analizar la situación y a convocar nuevamente

al sector para trabajar en alternativas que permitan dar continuidad a esta importante

industria.