EL TURF PUEDE TENER UN MINIMO DE 45.000 EMBAJADORES PARA HACER DOCENCIA / Don Guima

El tema es hacer docencia. Enseñar. Dar a conocer. Desasnar. De ninguna manera deleznar o desprestigiar a quienes no saben o tienen una idea errada de la hípica, pero honesta. Por el lado del agravio no se llegará lejos. Mejor ser moderado, que no implica ser tibio.

Se puede  

Hacer turf también es trabajar por su imagen. El último informe de Mora & Araujo concluye en que 45.000 personas trabajan directamente en la industria de las carreras de caballos. Cuarenta y cinco mil es menos del número que se pensaba. Pero podrían ser 45.000 embajadores del turf, con la tarea de promocionarlo.

¿Lo primero en decir?  Acaso que ser burrero no tiene nada de malo.

 

El turf recibe una subvención desde hace más de diez años. Lo recibía,  inclusive, al comienzo del gobierno del PRO en Bs. As, con un presidente de lotería “proactivo” para la industria hípica como Melitón López, nombrado en el cargo por la misma gobernadora con intenciones ahora de limitar su desarrollo, con la excusa de cuidar a los bonaerenses de la ludopatía.

 

Las provincias tabacaleras del Norte también reciben subsidios para los trabajadores de ese sector y hasta aquí a nadie se le ocurrió quitarselos porque el tabaco es malo para la salud.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes