Foto símbolo

AZUL PODRÍA DESPRENDERSE DE TANDIL SI REDUCEN LA SUBVENCIÓN / Don Guima

Dicen que el hipódromo de Tandil está en la cuerda floja. La intención del gobierno provincial de reducir al mínimo las subveniones a los hipódromos bonaerenses no haría viable la administración del centro de carreras ubicado al norte de la Ruta Nacional 226.

Tandil está bajo la administración del Jockey Club de Azul, que logró posicionarlo,  pero como declaró uno de sus dirigentes al diario El Eco la continuidad dependería del impacto de esa rebaja.

Y hay quienes consideran que la salida de Azul de Tandil sería sólo cuestión de tiempo.

El portal DINGNews que siempre tiene buena información a mano acaba de publicar en Twitter: "El Jockey Club de Azul potenciaría su Hipódromo organizando reuniones cada 15 días en fechas exclusivas. Cancelaría su convenio con el Hipódromo de Tandil que pasaría a ser training center"

Antes de que la gobernadora Vidal anunciase su plan de reducir el juego, Azul y Tandil ya tenían su calendario anual, cuya copia aquí se comparte en otro título de esta sección. Ahora, hay dudas de que pueda cumplirse el cronograma.

 

La idea de Vidal de acotar la oferta lúdica cada vez que pueda también preocupa a los empresarios bingueros, pues si la gobernadora fuera reelecta por un nuevo período en esos cuatro años vencerán muchísimas patentes de Bingos y no se sabe si ella estaría dispuesta a darles continuidads. Sobre este tema justamente se esplayó La Nación en su edición del sábado.

La resolución por la cual se permitiría bajar las suvnenciones del 15 al 9 por ciento del FoProJue aún estaría en la  Secretaría Legal y Técnica, a la espera de ser firmada posteriormente.

 

La gobernadora entiende que el juego no es algo bueno para los bonaerenses, a los que trataría de poner a salvo de la ludopatía. De hecho, si las finanzas de la provincias estuvieran sanas seguramente no le temblaría la mano para desterrarlo.

 

Sería interesante que la gobernadora y el ministro de economía provincial leyeran los dos últimos párrafos del editorial que publicó LA NACION en marzo anterior, donde se decía:

 

“Un estudio oficial reciente demuestra que el 1% del total de los apostadores en los hipódromos bonaerenses son jugadores compulsivos. Para la enorme mayoría, se trata de parte de su afición deportiva. El turf, no obstante, padece la creciente competencia de otros juegos alternativos, incluido el clandestino, que, utilizando desaprensivamente la imagen del turf, levanta ilegalmente apuestas.

 

Como se desprende de lo reseñado, cabe advertir que la actividad del sector de la cría y de las competencias de los caballos es una sólida actividad productiva, generadora de fuentes de trabajo y de ingresos y un verdadero orgullo nacional que, por su indiscutido nivel de calidad, nos distingue sobradamente en el mundo”

 

 

Una selección de publicaciones que fueron editadas en las últimas horas sobre el tema juego e hipódromos están disponibles en los siguientes links.

 https://www.eleco.com.ar/la-ciudad/incertidumbre-en-el-hipodromo-local-frente-al-posible-recorte-de-subsidios-de-la-provincia/

 

http://www.lanacion.com.ar/2102288-los-duenos-de-25-bingos-en-alerta-por-el-avance-de-vidal