CON ALTAS TEMPERATURAS, HAY QUE ATENDER EL BIENESTAR DE LOS CABALLOS / Don Guima

"Lo que mata es la calor", decía Minguito Tinguitella.  Y mata en serio. Las recomendaciones son no hacer actividades físicas entre las 11 y las 17. Vestirse con ropas livianas y de colores claros. Hidratarse constantemente.

En el mundo de las carreras también hay recomendaciones para evitar los golpes de calor. El bienestar de los caballos no es materia sujeta a opiniones. Es una necesidad.

 

San Isidro dio un primer paso reacondicionando la redonda de verano, para que se un remanso en medio de tardes tórridas. Luego habilitó un sistema de duchas con mangueras o rociadores para refrescar los caballos una vez terminada la carrera. Además dispuso bidones con agua y hielo en la zona de las gateras; también pescueceras con bolsillos para geles fríos y otras acciones tendientes a controlar las reacciones de los caballos durante las altas temperaturas.